Remedios naturales

Los griegos, los romanos, los árabes y otros pueblos de la antigüedad ya conocían los efectos sanadores de las aguas mineromedicinales. Los ancestrales baños y termas son los orígenes de los balnearios modernos. En España contamos con un buen número de ellos que son, además, establecimientos hosteleros muy confortables.

En la familia de los productos de la huerta, uno de los miembros más nobles es la cebolla. Sus cualidades son muy apreciadas en la gastronomía de todo el mundo, y figura a la cabeza de los alimentos anticancerígenos y anti envejecimiento por su alto contenido en sustancias antioxidantes.

Los molestos gases (lo que los médicos llaman flatulencia o meteorismo) suelen aparecer tras haber comido determinados alimentos que fermentan en el intestino (legumbres con piel, verduras de la familia de las coles, lechuga, etc.), por la ingesta de bebidas gaseosas o incluso por la ingestión excesiva de aire mientras se come (aerofagia).

En todo nuestro litoral, como en muchas otras regiones cálidas del mundo, crece una planta bendecida por la naturaleza, el aloe vera, a la que desde tiempos ancestrales se le atribuyen mil y un efectos beneficiosos en la salud.

Esta bonita flor de aspecto delicado, la rosa mosqueta, guarda en su interior un amplio abanico de cualidades amigas de nuestra salud aún no suficientemente conocidas. No es de extrañar que el extracto de esta planta –que engloba las especies Rosa moschata, Rosa canina y Rosa rubiginosa– haya revolucionando en los últimos años el mundo de la medicina, de la farmacología y de la cosmética, aunque se utiliza desde hace siglos.

El ajo, lo tenemos en diferentes versiones: seco, fresco (ajetes tiernos), molido o encurtido (en vinagre), las variedades de cebolla nos permiten elegir desde un sabor dulce y suave hasta un sabor intenso y picante, el zumo de limón es ideal como aderezo de verduras...

Esta planta humilde y corriente que encontramos en abundancia cuando paseamos por el campo, ha revelado ser muy interesante para la medicina natural gracias a un componente de sus semillas: la silimarina. Especialmente si tienes problemas de hígado, te puede ir bien tomarla durante una temporada.

Este mes navideño le pasa factura a nuestro hígado si abusamos de la comida y la bebida en las grandes celebraciones, pero este órgano vital también sufre por otras causas, como enfermedades infecciosas o el consumo de determinados medicamentos.

El origen de la mayoría de los dolores de garganta –que acompañan con mucha frecuencia a gripes y catarros– es una infección viral. Ahora en invierno, el aire frío y seco irrita la sensible mucosa de la faringe, y los oportunistas virus encuentran así la puerta abierta para hacer de las suyas.

Convierte el momento del té en toda una experiencia con estos sencillos pasos. Podrás deleitarte de toda la esencia de las flores, plantas y frutas que llevan tus infusiones y dejarás un lado las tensiones del día.

TELÉFONO DE ATENCIÓN

902 74 70 70

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.