Ronquera infantil ¿Por qué le pasa?

Entre el 30 y el 40 por ciento de los niños pequeños sufren disfonía, lo que comúnmente llamamos ronquera. El sobreesfuerzo en el uso de la voz es la principal causa. Si notas que tu hijo se queda ronco al final del día o durante una temporada, te contamos cómo solucionarlo.

Si al final del día tu hijo casi no puede hablar o hacerlo le produce molestias. Y si, además, has observado que hay temporadas en las que se queda ronco o te parece que su voz 'no suena bien', es muy probable que padezca una disfonía.

Para los niños, como para los adultos, la voz es un medio esencial de comunicación. Y es única para cada persona, ya que no existen dos voces iguales. Es como una huella dactilar. «La voz es un instrumento maravilloso de comunicación humana y de expresión artística –dice el doctor Ignacio Cobeta, catedrático de otorrinolaringología de la Universidad de Alcalá de Henares–, pero también es muy frágil. Tiene unas posibilidades limitadas de uso que dependen de cómo se sepa utilizar y de la capacidad de cada persona para el habla».

La disfonía infantil es un problema bastante habitual que suele pasar inadvertido. La mayoría de las veces no se le presta atención porque te has acostumbrado a la voz de tu hijo y no la percibes alterada. Sin embargo, el problema puede agravarse e incluso provocar lesiones más graves en las cuerdas vocales. Por regla general, los problemas de voz en los niños se hacen evidentes cuando empiezan la escuela, sobre todo en las etapas de Educación Infantil y Primaria, en las que es común que los niños griten excesivamente, sobre todo en el recreo y cuando realizan actividades deportivas. Según la Sociedad Española de Otorrinolaringología, entre el 30 y el 40 por ciento de los niños escolarizados en Educación Infantil presentan disfonía o ronquera.

¡Ojo con los gritos!

Las causas por las que tu hijo se queda ronco pueden ser muy variadas. Principalmente, la disfonía se debe a un sobreesfuerzo vocal, es decir, a gritar más de lo debido. A la hora de practicar deporte y de jugar, los niños elevan de forma inconsciente el tono de voz para hacerse oír o para imponerse. Algunas veces, también la personalidad del niño puede influir en la forma que tiene de comunicarse. Por ejemplo, los niños más extrovertidos, con tendencia a ser líderes, suelen gritar más, sometiendo así a un sobreesfuerzo a toda la musculatura de la laringe. Por eso, suelen tener más problemas con la voz.

Existen también otros factores que afectan a la emisión de la voz, como pueden ser algunas enfermedades de las vías respiratorias, sobre todo en invierno, que es la época en que se producen más catarros, bronquitis e infecciones de garganta, como la laringitis o faringitis.

Otro aspecto que puede influir en la voz es tener una respiración inadecuada y una mala postura corporal a la hora de hablar. No podemos olvidar que la respiración es el motor principal de la voz.

Normalmente la disfonía infantil es de corta duración. «Muchos de estos problemas –afirma el doctor Cobeta– suelen desaparecer cuando en la pubertad hacen la muda vocal y la laringe crece. Aún así, se les puede ayudar mediante normas de higiene vocal». Si la causa de la disfonía es un sobreesfuerzo, el mejor tratamiento será el reposo vocal durante un tiempo, junto con una reeducación de la voz. Si es debido a una enfermedad de las vías respiratorias, mejorará con el tratamiento médico para ese proceso. No obstante, si observas que esos problemas de voz son persistentes y la duración se prolonga duran te más de 15 días, es necesario acudir al otorrinolaringólogo para que realice una exploración completa. Si el caso lo requiere, aconsejará rehabilitación logopédica.

Solo cuando se pierde o se altera, la voz adquiere su significado. Por eso debemos cuidarla, tanto los adultos como los niños, ya que todos podemos ser susceptibles de padecer una disfonía.

Disfonía vs afonía

En la primera, a la que comúnmente llamamos ronquera, la voz pierde su tonalidad, se vuelve más áspera y grave con presencia de ruidos y aire. La afonía, sin embargo, es la pérdida total de la voz , y se puede dar por cuadros inflamatorios agudos, traumatismos, parálisis laríngeas...

Presta atención si...

…por la mañana, el niño tiene una voz prácticamente normal y al final del día casi no tiene voz o está muy ronco.

… nota como si tuviera algo extraño en la garganta.

… carraspea y tose frecuentemente y se cansa al hablar.

… tiene molestias en la garganta como sequedad, quemazón, picor…

… la voz pierde su tonalidad y en lugar de sonidos se escuchan ruidos.

… la calidad de la voz se vuelve más ronca, áspera, velada, cascada, grave...

… en casos extremos, se produce una pérdida total de voz y afonía.

10 normas para una voz sana

  1. Bebe agua a lo largo del día para que la garganta y las cuerdas vocales estén bien hidratadas. Procura llevar una botella.
  2. Duerme entre 7 y 9 horas diarias y haz un descanso vocal después de haber hablado o gritado durante un tiempo prolongado.
  3. Aprende una buena pauta respiratoria. La más adecuada es la costo diafragmática, movilizando el diafragma y usando la nariz.
  4. Articula y vocaliza correctamente, sin forzar la voz ni quedarte sin aire en mitad de la frase.
  5. Evita gritar y enséñale al niño estrategias para no hacerlo, como no hablar por encima del volumen de la tele, en ambientes ruidosos comunicarse mediante gestos…
  6. Evita el carraspeo y la tos fuerte: irritan la laringe y dañan las cuerdas vocales. Es más beneficioso tomar un poco de agua.
  7. Mantén una buena higiene de las fosas nasales.
  8. No abuses de bebidas muy frías y, si comes helados, deshazlos en la boca antes de tragar.
  9. No tomes caramelos de menta para la garganta, mejor de miel o malvavisco.
  10. No grites en presencia del niño, habla despacio y respeta el turno de palabra. Los niños imitan el comportamiento de los adultos.

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.