Si sufres migraña sabes qué medicamentos tomar cuando tienes una crisis. Pero puedes evitar que los ataques de migraña aparezcan si conoces qué las provocan.


¿Sabías que por cada cuatro o cinco mujeres que padecen migraña, solo un hombre la sufre? Los expertos creen que el hecho de que esta enfermedad tenga una prevalencia más femenina tiene mucho que ver la influencia que las hormonas tienen en esta enfermedad. De hecho, los días anteriores a la menstruación son en los que más crisis de migraña sufren las mujeres, pero no es el único desencadenante.

Aún tratándose de una enfermedad crónica, la frecuencia con que se tienen crisis de migraña es muy variable. Se pueden tener largas temporadas sin crisis o sufrir ataques casi a diario o todos los días, en función de los estímulos externos o internos a los que se exponga la persona afectada y la respuesta que en cada momento tenga el cerebro ante ellos. Identificar esos estímulos ayuda en gran medida a prevenir las crisis. Veamos cuáles son los más comunes.

1. Estrés y tensión emocional

Muchas personas con migraña reconocen que las emociones intensas, el llanto, la risa o cambios significativos en su situación familiar, laboral o social suelen ser un claro motivo de empeoramiento de la frecuencia de sus crisis. Incluso la relajación tras un estrés prolongado puede provocar ataques.

Aunque no es tan fácil evitar que los altibajos anímicos aparezcan, es importante intentar prevenirlos o mitigarlos haciendo con regularidad ejercicio aeróbico suave (caminar, nadar…), con técnicas de relajación como el yoga y reservando tiempo a actividades de ocio que ayuden a “desconectar”.

2. Luz intensa

La mayoría de las personas con migraña son muy sensibles a la excesiva luminosidad y a la exposición solar prolongada. La recomendación para ellos es, por tanto, que se protejan con gafas de sol durante todo el año, que no permanezcan al descubierto durante demasiado tiempo y que en verano usen un gorro o sombrero que les proteja la cabeza del calor.

3. Ruido

El ruido actúa en la mayoría de las personas migrañosas como desencadenante de las crisis más fuertes. Para las personas más sensibles, es conveniente no acudir a ambientes muy ruidosos (conciertos o bares muy concurridos) o permanecer en ellos el menor tiempo posible.

Durante los ataques de migraña, descansar en una habitación aislada del ruido, y mejor si es a oscuras, ayuda a aliviar el malestar.

4. Falta de sueño

Un truco que puede funcionar en muchas ocasiones es mantener un ritmo de sueño constante. Tanto la falta como el exceso de sueño suelen aumentar la frecuencia de crisis. Por este motivo, algunas personas sufren migrañas solo los fines de semana. Suelen coincidir dos motivos: el descanso del estrés semanal y, sobre todo, el levantarse hasta dos o tres horas más tarde de lo habitual.

Intentar mantener el mismo horario de descanso todos los días de la semana, que aunque suponga un pequeño sacrificio, evita a muchas personas tener que pasar el fin de semana con un ataque de migraña que les impide mantener la vida social y familiar deseada.

5. Cambios de presión

Los cambios atmosféricos (cuando pasamos de un periodo de estabilidad a un día lluvioso y desapacible, por ejemplo), muchas personas los identifican como desencadenantes de crisis de migraña. Está claro que este factor no es evitable. Quienes sufren crisis por esta causa suelen notar alivio cuando comienza a llover y vuelve el tiempo estable.

Hay a quien le afectan otras situaciones en las que también hay cambios de presión atmósférica, como los viajes largos a lugares con mayor altitud que donde viven. En estos casos, se recomienda hacer varias paradas en el trayecto para ayudar al cerebro a aclimatarse. En los vuelos prolongados en avión, poco se puede hacer si no es evitarlos siempre que se tenga oportunidad.

6. Otros medicamentos

También se suelen relacionar con el empeoramiento de la migraña fármacos como los nitritos en pastillas o parches que se dan para los pacientes con cardiopatía isquémica, o muchos vasodilatadores empleados muchas veces sin clara indicación.

Siempre hay que consultar con el médico si se nota un empeoramiento del dolor de cabeza al iniciar la toma de un nuevo medicamento, porque hay en la mayoría de los casos existen fármacos alternativos que no producirán ese efecto.

7. Exceso o falta de ejercicio

Una actividad física intensa produce ataques de migraña a muchas personas. Estos casos son fácilmente prevenibles evitando los sobreesfuerzos, sobre todo en horas de temperaturas altas durante el verano. Mantener una rutina de ejercicio físico suave, sobre todo si es de tipo aeróbico, va a ser beneficioso para las personas con migraña.

8. Ciertos alimentos

La sensibilidad de las personas que sufren migraña suele ser excepcionalmente alta, por lo que se les pueden presentar crisis de migraña tras comer u oler determinados alimentos. Pero puede ocurrir que al resto de personas migrañosas no les afecten estos productos en absoluto, pero sí otros diferentes. Por este motivo, los especialistas insisten en que no hay una lista concreta de alimentos o bebidas “prohibidos”. Lo que es necesario es identificar qué les desencadena las crisis, para evitarlo en la medida de lo posible. Lo que es una clara evidencia es que una dieta equilibrada ayuda a sufrir menos ataques de migraña o a que estos sean de menor intensidad.

9. Anticonceptivos orales

Los cambios hormonales en las mujeres, sobre todo la caída de los estrógenos que precede a la menstruación o que sucede tras el embarazo y lactancia, son responsables de la aparición de un gran número de crisis de migraña. Los anticonceptivos orales pueden agravar estas crisis migrañosas si llevan una cantidad elevada de estrógenos.

Sin embargo, estos fármacos ayudan a muchas mujeres que tienen menstruaciones irregulares a controlar sus crisis de migraña. Por tanto, es conveniente que cada mujer observe con atención el efecto que le producen estos medicamentos.

10. Hábitos nocivos

Fumar siempre es perjudicial para cualquier persona que sufra migraña, puesto que es una fuente de todo tipo de sustancias tóxicas que perjudican al cerebro, pero además se ha comprobado que ciertas marcas de tabaco están asociadas a un mayor empeoramiento de la migraña.

Abusar del café, pero también el cambio en su frecuencia de consumo (por ejemplo, si se deja de tomar los fines de semana) está claramente relacionado con un empeoramiento de las crisis.

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.