Cabello maltratado ¡Haz que vuelva a brillar!

El sol, el cloro de la piscina y la sal y la arena de la playa son los grandes enemigos del cabello durante el verano. Con esta guía básica de cuidados sabrás cómo protegerlo.

Si se toma con precaución, el sol tiene efectos positivos sobre el cabello: intensifica los reflejos, activa la circulación del cuero cabelludo y aumenta la producción de vitamina D, una sustancia que favorece la fijación del calcio, lo que proporciona una buena consistencia capilar. Pero en verano estamos muchas horas expuestos al sol, el viento y otros agentes externos. Y aunque nos preocupamos por la protección solar de la piel, muchas veces olvidamos nuestro cabello. Y esto acarrea consecuencias:

- Los rayos infrarrojos secan la epidermis, modifican el Ph del cuero cabelludo y facilitan la aparición de la caspa.

- El cloro seca la fibra capilar y estropea el color.

La sal y la arena irritan el cuero cabelludo y pueden provocar picores.

- El polvo se pega al cabello, le resta brillo y lo opaca. Si no quieres que el verano te deje como recuerdo un cabello seco y maltratado, apunta:

EL CLORO

Es el causante de ese tono verdoso que a veces adquiere el cabello. Sigue estos consejos para evitarlo:

  1. Moja tu cabello en la ducha antes de meterte a la piscina. Esto evitará que el cabello absorba tanta agua con cloro.
  2. Tan pronto como salgas de la piscina lava tu cabello con un champú para retirar estos residuos.
  3. Evita ponerte al sol con el cabello recién mojado de la piscina, pues la mezcla del sol y el cloro es la que causa el tono verdoso en el cabello natural o que se te aclare si lo llevas teñido. Si quieres tomar el sol tras refrescarte evita mojarlo o acláralo inmediatamente.

EL SOL

Lo reseca y maltrata. Así lo puedes evitar:

  1. Protégelo de la luz directa con sombreros, gorras o pañuelos.
  2. Si lo prefieres, llévalo recogido para dejar la menor cantidad de cabello al descubierto.
  3. Asegúrate de que los productos capilares que usas tengan protector solar. Evita los que contengan alcohol, ya que resecan el pelo.
  4. Cuando vayas a pasar mucho tiempo bajo el sol, usa un protector solar específico por todo el pelo.

EL MAR

La sal del mar es otro de esos factores que puede dejarte el cabello estropeado y estropajoso. Apúntate estos sencillos trucos:

  1. Elimina el agua salada de tu cabello en las duchas que hay en la playa. Si no las hubiese, lleva contigo una botella de agua para poder enjuagarte al salir del mar.
  2. Al igual que en las piscinas, es recomendable mojar tu cabello con agua dulce antes de entrar al mar.
  3. Si llevas el pelo teñido intenta secarlo a la sombra para que el sol no cambie su color.

EL ACEITE, TU ALIADO

Antes de dormir, aplícate sobre las puntas unas gotas de aceite de ricino o de cualquier otro específico para el cabello y duerme con él. Actuará toda la noche como un regenerador capilar.

La suma de sol y cloro es lo que da al cabello un tono verdoso

CUIDADOS BÁSICOS PARA LUCIR PELAZO EN LA PLAYA

  1. Úntate el cabello con un aceite protector que contenga filtros UV. Formará una barrera que protegerá el cabello del cloro y la sal mientras te bañas.
  2. Por la tarde, lávalo un champú suave y desenrédalo con ayuda de un aceite seco específico. Evitará que se rompa y lo nutrirá.
  3. Dos veces por semana, aplícate una mascarilla regeneradora. Las de manteca de karité, cacao o argán son muy recomendables.

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.