Ha llegado el verano. Es tiempo de enseñar los pies. Y, para hacerlo, una buena pedicura es obligatoria. Con paciencia, unos pocos utensilios y algo de tiempo, tú misma puedes hacértela. ¿Te animas?

Ocultos bajo calcetines, medias y zapatos cerrados, tus pies han pasado todo el invierno y buena parte de la primavera encerrados. Pero con la llegada del calor (y las sandalias), los pies han vuelto a aparecer en tu vida como por arte de magia. Y es ahora cuando te das cuenta de la poca atención que los has prestado todo este tiempo. ¡Tranquila! Nunca es tarde para poner a punto tus pies y tus uñas. Y lo mejor es que puedes hacerlo en casa, que es una buena manera de tener unos pies presentables y, además, ganar un pequeño  paréntesis de relax y tiempo para ti misma. Aquí te contamos, paso a paso, cómo hacerlo. ¡Toma nota!

1. Retira los restos de esmalte y sumerge los pies en agua.

Retira el esmalte viejo con quitaesmalte y un disco de algodón. A continuación, sumerge los pies en agua tibia con jabón líquido durante cinco minutos para que la piel y las uñas se ablanden. Después, con la ayuda de una crema exfoliante date un masaje desde los pies hasta la parte inferior de las pantorrillas para retirar las células muertas. Si es preciso, utiliza una piedra pómez para deshacerte de las durezas del talón. Termina secando muy bien los pies.

2. Corta las uñas.

Usa unas tijeras pequeñas específicas para esta tarea. Corta las uñas rectas y respeta el largo de la yema para evitar la aparición de uñas encarnadas. No recortes los laterales de las uñas porque cambiarías la forma y sentido de su crecimiento. Luego, lima las esquinas y los bordes para darles forma, empezando por la parte más rugosa de la lima y después por el lado más fino para suavizarlas. La clave está en limar en una sola dirección para evitar romperlas. No olvides que las uñas de los pies son más gruesas por lo que conviene usar limas de grano más grueso.

3. Ablanda la cutícula y retírala.

Aplica sobre las cutículas, con un suave masaje, una crema específica para ablandarlas.  Deja que actúe al menos un minuto y sumerge los pies de nuevo brevemente en agua tibia. Una vez suavizadas, usa el extremo biselado de un palito para pedicura y retíralas suavemente. El otro extremo acabado en punta se utiliza, si fuera necesario, para limpiar bajo las uñas.

4. Suaviza las durezas de los pies.

Para eliminarlas, frótalas de forma circular con una lima para pies o piedra pómez.  Utiliza la parte más dura de la lima en la planta y la parte más suave en el empeine, que es la zona más sensible. Hazlo siempre tras la ducha para eliminar las células muertas, evitar formación de callos y mantener la piel suave y los pies bonitos. Si las durezas son muy rebeldes, puedes potenciar el pulido de la lima sumergiendo los pies en agua caliente de 5 a 10 minutos. Después hidrata muy bien los pies con una crema específica.

5. Pinta las uñas y sécalas bien.

Antes de pintarte las uñas pásales un algodón con un poco de alcohol o quitaesmaltes para retirar cualquier resto de grasa. Utiliza, si tienes, un separador de dedos de pies para el esmaltado. Una vez colocado, aplícate primero una capa de base y después el esmalte elegido, desde el centro con cuidado de no tocar los bordes. No te pongas la segunda capa sin que se haya secado la primera. Finaliza con un brillo secador, que alargará la vida del esmalte y lo dejará impecable. Si realizas este ritual de pedicura casera cada 2 o 3 semanas, disfrutarás de unos pies suaves y presentables. Y recuerda: de nada vale la sandalia más cara y elegante que puedas llevar si tienes los pies llenos de asperezas, resecos y sin cuidar.

DEBEN CORTARSE RECTAS Y RESPETANDO EL LARGO DE LA YEMA PARA EVITAR QUE SE ENCARNEN

El esmalte, en capas finas

Los especialistas no tienen dudas: es mejor aplicar tres capas muy finas de esmalte de uñas (en las manos o los pies) que dos más espesas. De esta manera, la laca se secará antes y, de paso, se evita que queden grumos.

El 'kit' básico de pedicura

Necesitarás estos utensilios que puedes encontrar va buen precio en droguerías y tiendas especializadas:

_ Quitaesmalte.

_ Discos de algodón.

_ Crema exfoliante.

_ Cortaúñas.

_ Lima de uñas de buena calidad.

_ Aceite o crema específica para reblandecer las cutículas.

_ Separador de dedos.

_ Base para el esmalte de uñas.

_ Esmaltes de uñas.

_ Brillo sellador.

Seis trucos para triunfar este verano

Al elegir un esmalte, fíjate en que sea resistente; si no lo es, a los dos días tu pedicura estará arruinada y tu trabajo habrá sido en vano. Y luego, procura que no te cieguen los colores llamativos; elige siempre los más adecuados a tu estilo.

Opta por esmaltes de larga duración. Este tipo de productos consiguen que el color permanezca hasta diez días con un acabado perfecto.

Utiliza siempre una laca base antes del esmalte. Con ella, además de fijar mejor el color, estarás protegiendo la salud de tus uñas.

Un clásico estival es apostar por el brillo. De esta manera tan sencilla, la laca de uñas combinará con todas tus sandalias y con cualquier color que utilices en las uñas de las manos.

Elige los colores topo si no puedes vivir sin dar un toque de color a tus pies este verano. Son los grandes competidores de los flúor esta temporada. Como son más semejantes al color de la piel, si se salta alguna esquinita no se notará tanto como en los más llamativos.

Si no tienes paciencia para hacerte la manicura, y sí mucha prisa apuesta por los parches para uñas. Son de auténtico esmalte, se aplican fácilmente muy no requieren ningún tiempo de secado ni instrumentos de manicura. Hay muchos modelos y colores.

Si no vas a estar pendiente de repasar el esmalte apuesta por los tonos claros y los rosados; al estar más cerca de la tonalidad de la piel logran dar el efecto de fundirse con esta y hacen que el esmalte se prolongue ópticamente.

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.