El sol y la falta de humedad hacen que tu piel se seque. Estos remedios naturales le devolverán a tu rostro el brillo y la salud perdida.

Las pieles secas tienen dificultad para retener el agua, y condiciones como el calor, la falta de humedad y la exposición a los rayos solares agravan más la situación. Si es tu caso, tu rostro mostrará signos de descamación y agrietamiento, y si no lo tratas adecuadamente se acelerará el envejecimiento cutáneo.  ¿La buena noticia? Que con estos remedios naturales mantendrás la sequedad a raya. 

Qué debes evitar…

El tabaco. Es nefasto para la salud y, además, uno de los factores que más resecan y afean el cutis.

El sol. No lo tomes sin protección ni demasiado tiempo, Después de tomarlo, hidrátate a conciencia.

La higiene defectuosa. Utiliza solo productos sin detergentes ni alcoholes, y no abuses del agua caliente.

La alimentación deficiente. Incluye en tu dieta nutrientes esenciales que regeneren la piel desde dentro: aguacate, zanahoria, fresas, naranjas, pepinos, piña, kiwi…

El ritual diario

  1. Utiliza jabón sin detergente a base de aceites para la limpieza de cuerpo y cara.
  2. Opta por tónicos naturales, como el agua de rosas.
  3. Usa en todo el cuerpo una crema hidratante y en el rostro una crema específica. Cuanto más naturales, mejor.

Cuidados especiales

Aceites vegetales. De almendras, coco, rosa mosqueta, germen de trigo… Están indicados para estas pieles pues se incorporan perfectamente a la dermis, disminuyendo la pérdida de agua, a diferencia de las cremas con ingredientes minerales que se quedan sobre la piel.

Baños de avena. Para calmar la tirantez y el picor prueba a darte un baño de agua tibia con avena molida. Vierte en la bañera un sobre de avena molida o un sobre de harina de avena coloidal y remueve con las manos hasta que quede suspendida por la superficie. Sumérgete 10 minutos y aclárate con agua fresca.

Mascarillas hidratantes

De aguacate, vitamina E y aceite de almendras. Mezcla medio aguacate, dos cucharadas de aceite de almendras y el contenido de dos cápsulas de vitamina E en un recipiente y remueve hasta obtener una pasta homogénea. Aplícate la mezcla en la cara y déjala actuar 30 minutos. Límpiate con pequeños discos de algodón o lávate el rostro con agua fresca.

De huevo y miel. La unión de ambos ingredientes acaba con la deshidratación y la descamación. Mezcla en un recipiente la yema de un huevo con una cucharada de miel y agrega un poco de agua de rosas. Extiende esta pasta extiéndela sobre el rostro y el cuello y, pasados 20 minutos, retírala con agua.

LA PIEL SECA ENVEJECE ANTES. SI NO LA TRATAS BIEN, TE APARECERÁN ARRUGAS PREMATURAS

Cloro y sal, dos enemigos

Las pieles secas son más sensibles a los agentes externos. Pero eso, en verano no solo debes tener cuidado con el sol: la sal del mar y el cloro de las piscinas también favorecen la deshidratación. 

Cura exprés: Una noche "en aceite"

Si no tienes tiempo para preparar una mascarilla casera puedes sustituirla por una cura exprés nocturna. Para realizarla, usa alguno de tus mejores aceites.

1. Elimina del rostro, con un jabón suave y agua de rosas, cualquier resto de maquillaje y suciedad.

2. Aplícate el aceite realizando un suave masaje por todo el rostro.

3. Puedes dormir con él para potenciar el efecto, pero si te parece excesivo, déjalo actuar diez minutos y retíralo con agua tibia.

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.