La nariz: Maquinaria para respirar y olfatear

Marca decisivamente la fisionomía del rostro y es esencial para el sentido del gusto, pero también es "centinela" de nuestra salud.

¿Cuál es su función?

La nariz tiene dos cometidos esenciales: 

  • Es la vía aérea principal del aparato respiratorio. El aire entra en la cavidad nasal a través de dos orificios llamados “ventanas”. La membrana mucosa que recubre el interior de la nariz calienta el aire a medida que pasa y lo humidifica para que pueda viajar hasta los pulmones. Cuando estos están listos para exhalar el aire utilizado, la nariz es la principal vía por la que el aire abandona el cuerpo.

    Las vellosidades con las que cuenta la mucosa nasal filtran el aire atrapan polvo, gérmenes y otras partículas que serían nocivas sí se inhalasen. Algunas sustancias irritantes, cuando quedan atrapadas en estos vellos, producen el reflejo del estornudo, con el que la nariz se deshace de ellos.

    Además, a cada lado de la parte superior de la garganta, detrás de la cavidad nasal, se encuentran las adenoides, masas de tejido que contienen células que ayudan a combatir los gérmenes que se hayan inhalado.

  • Es el órgano del olfato. La nariz puede llegar a oler hasta diez mil olores diferentes gracias al epitelio olfativo, formado por un más de diez millones de células nerviosas con pelitos microscópicos llamados cilios. Hay al menos veinte tipos distintos de receptores conectados con el cerebro, y cada uno tiene la capacidad de sentir una determinada clase de moléculas de olor.

    Identificar los olores es una de las formas mediante las cuales el cerebro reconoce el entorno y nos protege de posibles amenazas.

    Pero la nariz también tiene un importante papel en el sentido del gusto: el olor de los alimentos nos permite saborearlos mejor. 

Sus problemas más frecuentes

La nariz es tan importante que los problemas que le afectan repercuten de manera significativa en el resto del organismo. Algunos de los trastornos específicos de la nariz son:

  • Tabique nasal desviado: Es una desviación de la pared que divide la cavidad nasal en mitades simétricas. Esta desviación no siempre se aprecia desde el exterior. Puede deberse a un traumatismo, aunque lo más común es que el tabique se desvíe como consecuencia de un crecimiento anómalo. Se puede rectificar mediante una intervención quirúrgica.

  • Pólipos nasales: Son masas blandas anormales que se desarrollan en la mucosa nasal o en los senos paranasales. Con frecuencia, su aparición está relacionada con una desviación de tabique nasal.

  • Hemorragias nasales: Si se producen por fractura de algún vaso capilar del interior de la nariz, debido a la sequedad ambiental, a la manipulación de la nariz o a sonarse con mucha frecuencia. Aunque sean abundantes, estas hemorragias se cortan fácilmente y no tienen consecuencias. En cambio, si ocurren en una parte más profunda de la nariz, hay que tener precaución, porque la sangre bajará por la garganta hasta el estómago, y pueden ser síntoma de tensión arterial alta o de una lesión importante en la cara o en la nariz.

  • Rinitis: Inflamación de la nariz y de los senos paranasales, a menudo causado por alergias. El principal síntoma es el picor y la secreción de mucosidad acuosa que se libera constantemente.

¿Qué les beneficia?

  • La humedad. Para evitar las hemorragias nasales, si el ambiente es muy seco, es conveniente humectar el aire colocando recipientes con agua en los radiadores cuando están encendidos o utilizar un humidificador de vez en cuando, limpiando el filtro previamente para que no se acumulen gérmenes que puedan propagarse por el aire.

  • Hacer vahos: Cuando estamos resfriados o tenemos sinusitis, para bajar la inflamación y mejora la respiración puede ayudar hacer vahos con vapor de agua y esencia de eucalipto.

  • Protegerla de los impactos: Deportes de contacto como las artes marciales u otras en los que es fácil lesionarse la nariz requieren el uso de un equipo protector adecuado (casco o máscara).

  • Rectificar la desviación de tabique: Si el otorrinolaringólogo lo recomienda, conviene no retrasar mucho la intervención para rectificar el tabique nasal desviado. Porque este defecto puede dificultar la respiración, especialmente durante el sueño, obligando a respirar por la boca y provocando el ronquido. Como la garganta se reseca y se enfría, normalmente se padecen más faringitis y bronquitis. Puede incluso alterar la audición por acumulación de mucosidad.

¡Qué curioso!

La forma de la nariz es diferente en las distintas etnias, porque se adapta al clima para permitirnos respirar mejor. Esto explica por qué la nariz de los nativos del norte deEuropa es afilada, mientras que la de los africanos suele ser más grande y aplanada.

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

902 74 70 70

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.