Hinchazón abdominal. Objetivo: vientre plano

¿Bajas de peso y ni aún así eres capaz de deshacerte de la barriguita? Averigua cuáles son las más causas más frecuentes que la provocan, pon en práctica estos trucos y líbrate de ella.

La barriguita es, para muchas mujeres, una tortura. Una indeseada compañera de viaje cuyo perímetro fluctúa según los días, e incluso las horas, sin que se sepa muy bien por qué. Pero conseguir un vientre plano, aunque difícil, no es imposible. Conocerte y saber qué factores influyen en su aparición son las claves para ponerle freno. Estas son las cinco causas que la provocan:

Retención de líquidos

El metabolismo femenino hace que las mujeres tendamos a almacenar grasa en la zona del abdomen. Pero también los líquidos que no depuramos correctamente. Eliminar esa retención de líquidos es el primer paso para librarte del efecto 'balón' de la cintura. ¿Cómo hacerlo?

  • Sustituye las bebidas carbonatadas por agua o infusiones como el té verde, el jengibre con canela, anís estrellado o diente de león.

  • Reduce el consumo de sal y opta por una baja en sodio.

  • Durante la menstruación se suele retener más líquido. Contrarréstalo bebiendo más agua, tisanas y zumos.

Tránsito intestinal

Si sufres de estreñimiento, no lo dudes, es parte del problema. Es probable que tomes poca fibra y bebas poco.

  • Consume las legumbres en puré, eliminándoles la piel.

  • Muévete. Hacerlo, sobre todo después de comer, favorece el tránsito intestinal.

Gases

Las coles, repollos, coliflor y brócoli contienen rafinosa, un polisacárido que se fermenta en el intestino produce estos indeseados efectos. Otros vegetales de hoja verde, en crudo, también pueden favorecer los gases.

  • Fíjate en qué alimentos te causan gases y procura comerlos con moderación.

  • Si la flatulencia y los gases son constantes, asegúrate de que no tienes intolerancia a la lactosa o a otros alimentos.

Bajo tono muscular

Con la edad, la pared abdominal tiende a la laxitud. Solo con ejercicio se fortalece.

  • Realiza ejercicio cardiovascular, como correr, montar en bicicleta o nadar tres días a la semana.

  • Combínalo con 20 minutos de actividades específicas, como sentadillas, abdominales, giros de tronco, planchas y abdominales inversos.

  • La gimnasia hipopresiva tonifica la zona y, además, reafirma el suelo pélvico.

Carencias alimentarias

Hay productos que ayudan a mantener a raya la tripa.

  • El ajo, la canela, el jengibre y el chile tienen propiedades antiinflamatorias, así como el comino, el cardamomo, el anís y el perejil.

  • La piña contiene bromelina, que favorece la digestión. Y alcachofas y espárragos también son ricos en fibra.

TOMA MENOS SAL Y BEBE MÁS AGUA. ASÍ EVITARÁS LA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS

 Chicles sin azúcar, el enemigo imprevisto 

Uno de los principales ingredientes de estas golosinas aparentemente inocuas es el sorbitol, que puede provocar acumulación de gases e inflamación en el intestino. Es mejor optar por aquellos que tengan otro sustituto del azúcar. Además, el chicle puede hacernos ingerir más aire sin darnos cuenta, lo que puede causar dolor e hinchazón abdominal.

Tres aliados

Apunta estos trucos:

  • Si te mantienes erguida y con el vientre contraído, lo ejercitarás sin enterarte.

  • Respira profunda y correctamente.

  • Masticar despacio también ayuda.

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.