Coles de Bruselas ¡Más ricas de lo que creías!

Son las “hermanas pequeñas” de la familia de las coles. Anímate a robarlas de maneras diferentes, porque te dan innumerables beneficios.


En la mayoría de los mercados podemos encontrar coles de Bruselas todo el año, pero la auténtica temporada de esta “mini verdura” –conocida también como “repollito”– va de octubre a diciembre.

Por su peculiar sabor (entre un poco amargo y dulzón) y porque a veces están más caras que otras variedades, no son de las verduras más populares, aunque quien las prueba cocinadas de manera creativa repite seguro, porque dan mucho juego, ganan en sabor y quedan deliciosas.

Y podemos conseguir incluso que les gusten a los niños si tenemos buena mano en la cocina. Aquí te damos un par de ideas atractivas y sabrosas, para que os animéis a tomarlas en casa.

Échale un vistazo a las numerosas propiedades saludables que tienen las coles de Bruselas. Vas a comprobar que realmente merece la pena aficionarse a ellas.

Hojas y hojas de beneficios

  • Protectoras anti cáncer: Estudios recientes las relacionan concretamente con la prevención del cáncer de pulmón, próstata, mama, estómago, hígado y colon, gracias que contienen altas dosis de antioxidantes, que, al mismo tiempo, protegen de las enfermedades degenerativas y cardiovasculares.

  • Defensas más fuertes: Nuestro sistema inmunológico se beneficia de su alta concentración de vitamina C (la mayor de toda la familia de las coles) y de betacaroteno.

  • Para las embarazadas y los niños: El ácido fólico, del que son una buena fuente las coles de Bruselas, es esencial para el adecuado desarrollo neurológico del feto, así como para el desarrollo cerebral de los niños durante toda la etapa de crecimiento.

  • Escudo anti anemia: La destacable cantidad de ácido fólico y de hierro que aportan las coles de Bruselas previenen la anemia.

  • Ayudan a controlar el peso: Tienen pocas calorías y, gracias a su fibra, dan sensación de saciedad y ayudan a reducir el apetito.

  • Para ir “como un reloj”: Sus apreciables cantidades de fibra tienen otro interesante efecto beneficioso: contribuyen a regular el tránsito intestinal, por lo que son una verdura muy recomendable para las personas que suelen padecer estreñimiento.

  • Mejor control del colesterol y de la glucosa. La fibra que aportan ayuda, al mismo tiempo, a reducir el colesterol elevado, así como a regular la glucosa en sangre en personas con diabetes.

  • Menos líquidos: Al tener mucho agua y potasio, pero poco sodio, favorecen la eliminación del exceso de líquidos del organismo y resulta también beneficioso en caso de hipertensión.

  • Salud para tu tiroides: Sus compuestos bociógenos hacen que esta verdura sea beneficiosa para las personas con hipertiroidismo, ya que ayudan frenar la actividad de la glándula tiroides.

¿Cómo conservarlas?

Aguantan bien durante una semana en el frigorífico, y mejor si es dentro de una bolsa de plástico perforada que las proteja del aire y la humedad. Se pueden congelar enteras, y así mantienen sus propiedades durante un año. Para que no se estropeen, previamente hay que escaldarlas en agua hirviendo durante unos cinco minutos

Cocínalas sin perder sus propiedades

El tiempo de cocinado óptimo es de siete a diez minutos. Si pierden su intenso color verde es que las has cocido demasiado, por lo que tendrán menos alimento.

Hazles un corte en forma de cruz en el tallo, para que se cocinen bien por dentro. Y parte en dos mitades las coles de mayor tamaño.

Para aprovechar mejor el hierro “no hemo” de esta verdura (como la del resto de vegetales), acompaña las coles de Bruselas con otros alimentos que sean ricos en vitamina C (pimiento, tomate, kiwi, cítricos…).

También la hay morada. ¡Atrévete y dale un matiz de originalidad a tus platos!

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

902 74 70 70

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.