Depilación: Elige el sistema que más te va

Desde casa y sin necesidad de recurrir a profesionales, lograr una depilación eficaz y saludable es cada vez más importante para la mujer. Conoce en qué consisten las diferentes opciones.


El vello no es nada bello y eliminarlo es, desde siempre, una pequeña preocupación de toda mujer. Pero además de acabar con el pelo en en zonas donde no está bien visto, la depilación proporciona una mayor higiene y también más suavidad a la piel. El láser y la fotodepilación están cada vez más de moda, pero muchas mujeres siguen recurriendo a los sistemas tradicionales de depilación que se pueden aplicar en su propia casa. Elige tu método y olvídate de los indeseables pelos.

¿Cuál se adapta a tus necesidades?

  • La cuchilla, lo más rápido. Es el método al que más recurrimos cuando necesitamos una depilación "de urgencia". En pocos minutos estarás lista pero, como la cuchilla no arranca el pelo de raíz, en tres días volverá a aparecer y no se habrá debilitado. Existen maquinillas especiales para la mujer, más suaves y ergonómicas, que se adaptan a las diferentes zonas del cuerpo, aunque,  evidentemente, para el rostro femenino esta solución no es la más recomendable. En cambio, sí puede ser una buena opción para piernas con varices, teniendo extrema precaución al pasar la cuchilla con suavidad para no ocasionar cortes o arañazos.

    Otras ventajas de este sistema son que no hay necesidad de que el vello haya crecido mucho para que se pueda volver a pasar la maquinilla y que no produce ningún dolor. Además, se realiza una suave exfoliación de la piel, al eliminar las células muertas de la superficie y por eso es importante una buena hidratación posterior. Si se produce alguna herida, aunque sea pequeña, conviene dejar descansar la zona.

  • Cremas depilatorias: la química en acción. Las de hoy en día tienen un olor más agradable que las de antes, así como ingredientesmenos agresivos para tu piel, e incluso beneficiosos, como el aloe vera y otro tipo de activos calmantes. Sus componentes químicos actúan disolviendo el pelo, para poderlo retirar luego con una espátula o simplemente con agua. La piel queda más suave que con la cuchilla y dura depilada un poco más, aunque tampoco se arranca el pelo de raíz. Es es un método rápido e indoloro. Eso sí, es importante prestar atención al tiempo de aplicación recomendado, para que no se irrite la piel.

  • La cera: pegajosa, pero eficaz. Se usa para el vello más fuerte y abundante. Es una de las técnicas más utilizadas porque el vello tarda en crecer en torno a un mes y cada vez se va debilitando más. Podemos elegir entre cera fría, tibia o caliente, en tarro o en bandas adhesivas. Si se elige la cera caliente (que suele dar mejores resultados), hay que tener cuidado con que no queme.

    El mayor inconveniente de la cera es el dolor que produce al arrancar el vello de raíz, sobre todo en las zonas más sensibles (labio superior, ingles, algunas áreas de las piernas). Por otra parte, hay que esperar a que el pelo crezca un poco para poder que se pueda extraer. Su uso no se recomienda a las personas con mala circulación o varices.

  • Maquinillas eléctricas, cómodas y limpias: Cada vez hay más opciones. Algunas usan el frío para insensibilizar y otras arrancan hasta los pelitos más cortos. Se pueden usar en todo el cuerpo (excepto en el rostro). Los resultados duran bastante, pero su mayor riesgo es el vello encarnado.
     

Secretos de belleza: Darse un masaje con una manopla  de cáñamo ayuda a evitar la aparición de foliculitis tras la depilación.
 

Antes y después: Todo lo que hay que evitar

  • Tomar el sol el día anterior y el posterior a la depilación: La piel estará mucho más sensible.

  • Ducharse, bañarse o tomar una sauna inmediatamente antes de la depilación: Para no modificar la capa protectora de la piel.

  • Los medicamentos que puedan provocarnos reacciones alérgicas en la piel. Ante cualquier duda, el farmacéutico puede asesorarnos, para más seguridad.

  • Aplicar cera en zonas dañadas, irritadas o con granitos.

  • Ponerse hielo directamente sobre la piel para “anestesiar” un poco la zona que vamos a depilar. Hay que aplicarlo envuelto en un paño o toalla, puesto que el frío intenso provocaría una mayor sensibilidad.

  • Dar varias capas de cera en una misma zona: Evitarás quemarte.

Toma nota

  1. El complemento perfecto para la depilación puede ser unas pinzas, con las que se puede acabar con los pelitos rebeldes o demasiado cortos que se resisten a la depilación con los otros sistemas. También es muy útil para extraer los vellos enquistados.

  2. La cuchilla no altera el folículo, por lo que no hace el pelo más fuerte.

  3. Tras depilarte puedes usar una crema retardadora del crecimiento del vello.

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

902 74 70 70

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.