Picaduras de insectos Alívialas en un pispás

Para una de cada diez personas, hipersensibles a su veneno, las picaduras de insectos son la tortura de cada verano. Estos remedios caseros son un alivio de lo más eficaz.

Las temperaturas suaves, la lluvia y las primeras flores cargadas de polen son un imán para los insectos. Desde este mes, moscas, mosquitos y hormigas incrementan su presencia tanto en el campo como en los hogares. Y con ellos llegan también sus incómodos ataques.

Los síntomas más frecuentes de las picaduras de insectos son dolor localizado, enrojecimiento e hinchazón de la zona, picor intenso, quemazón, endurecimiento y hormigueo. Generalmente son reacciones leves y no duran más de un par de días. Pero hay personas más sensibles cuyo organismo reacciona de forma exagerada y que, incluso, sufren reacciones alérgicas.

Para ellas, el control médico y el tratamiento con antihistamínicos –y adrenalina en casos de shock anafiláctico– es lo ideal. Para los demás, unos simples remedios caseros son suficientes para acelerar el trabajo de las defensas naturales.

 

Medidas comunes

Lava siempre la zona afectada y desinféctala con alcohol. Aplica hielo envuelto en un paño o cualquier objeto frío que tengas a mano sobre la misma para evitar que aumente la hinchazón. Y fíjate en el responsable de la picadura: será más fácil tratarla si sabes qué insecto la ha provocado.

 

Picadura de mosquitos

Los evitarás colocando plantas de lavanda o albahaca en lugares estratégicos. Unas gotas de estas esencias mezcladas con tu crema hidratante son un magnífico repelente. Si te siguen picando, aplícate un algodón empapado con vinagre de manzana y, después, un poco de gel de aloe vera para calmar las ronchas. Remedios como frotar una barra seca de jabón sobre la picadura o aplicar una pasta de bicarbonato y agua son remedios antiguos que siguen siendo eficaces.

 

Picadura de abejas

Retira el aguijón raspando con una tarjeta sin hacer presión en el saco del veneno, porque podrías inocularte aún más. Una vez extraído y desinfectado, aplícate una mezcla de miel, leche y pan sobre la picadura. Se aplacará la inflamación y te calmará.

 

Picadura de avispas

El veneno de las avispas es alcalino y se neutraliza con sustancias ácidas. Limpia la zona afectada con vinagre o con zumo de perejil o aplícate una pasta de agua con bicarbonato o miel.

 

Picadura de hormigas

Por lo general no pican, salvo las rojas, que son muy agresivas y pueden provocar reacciones muy fuertes. Después de lavar la zona, extiende una pasta con agua o vinagre y bicarbonato de sodio sobre el área. También es útil untar un poco de arcilla, que te calmará el dolor y hará que baje la inflamación.

 

¿Qué es...? el shock anafiláctico

Es una reacción muy peligrosa que se produce cuando el cuerpo no puede contrarrestar el veneno de avispas y abejas. Es potencialmente mortal, por lo que es urgente acudir a un hospital ante los primeros síntomas: urticaria, jadeos, dificultad para respirar, mareos y náusea. Un tratamiento de antihistamínicos y adrenalina puede ser la solución si se administra las dos horas siguientes a las picaduras.

 

Citronela, un remedio 10

Esta fragante hierba es realmente eficaz para ahuyentar a las moscas. Y su esencia, además de tener a raya a los mosquitos, aplicada en la piel, calma sus picaduras.

 

EN ESPAÑA, 10 POR CIENTO DE LA POBLACIÓN TIENE UNA SENSIBILIDAD EXTREMA A LAS PICADURAS

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.