¿Buscas una receta infalible para mejorar tu estado físico y anímico? Prueba con el deporte. Su práctica habitual mantiene a raya las enfermedades cardiovasculares, pero también te hace más feliz porque reduce el estrés, la ansiedad y la depresión. Cuando termines de leer, querrás salir corriendo.

Está demostrado científicamente que practicar ejercicio físico genera endorfinas, esas hormonas que por su capacidad de hacernos sentir más positivos y optimistas se conocen como 'hormonas de la felicidad' y cuyos beneficios notamos a nivel molecular y anímico. De ahí que hacer deporte (y se entiende por deporte cualquier actividad física que requiera movimiento del cuerpo) se haya convertido en la solución para prevenir y tratar algunas de las dolencias, físicas o mentales, más comunes de nuestro siglo.

«Al practicar ejercicio físico liberamos tensiones y presiones, lo que nos ayuda a prevenir y tratar problemas como el estrés, la ansiedad o la depresión, especialmente en las personas de mayor edad», asegura Victoria Ley, jefa del departamento de Deporte y Salud de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte. Según la especialista, la depresión en España tiene un alto grado de penetración y puede llegar a afectar hasta al 15 por ciento de la población en algunas franjas de edad, especialmente entre los mayores.

Sin embargo, la incidencia de esta enfermedad se reduce hasta cuatro veces con la práctica del deporte. ¿Milagro? En absoluto. «La gente que está en mejor forma física es porque se ha marcado y ha superado determinados retos, lo que ayuda a tener una mayor autoestima; y cuando hay mayor autoestima, hay menos posibilidades de sufrir depresión», explica Ley.

Aunque parece de una lógica aplastante, el 73 por ciento de la población española no hace ejercicio físico o lo hace solo una vez al mes en su tiempo de ocio. Es un porcentaje elevado, sí, y aún salen peor paradas las mujeres que los hombres.

'Mens sana...'

Otro beneficio más del ejercicio físico: ayuda a luchar contra el deterioro cognitivo. ¿Por qué? Porque activa la neurogénesis, es decir, la formación de nuevas neuronas, lo que se antoja fundamental para la memoria y para mejorar la capacidad cognitiva. Por ejemplo, el ejercicio beneficia al sentido del equilibrio, algo muy útil para los mayores, pues reduce la posibilidad de sufrir caídas.

A la larga lista de bondades del deporte para nuestro estado anímico y mental se unen, además, las virtudes que el ejercicio físico tiene para nuestro cuerpo. Según recuerda Victoria Ley, hay más de una veintena de enfermedades físicas que se pueden prevenir o combatir simple y llanamente ‘moviendo el esqueleto’.

En esa lista se encuentra la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes tipo 2 o distintos tipos de cáncer, como el de colon o el de mama. «La inactividad física es un factor de riesgo para la salud de nuestro cuerpo y de nuestra mente, especialmente en las personas que tienen más de 65 años», sostiene la experta. «Es cierto que en España tenemos una alta esperanza de vida –continúa–, pero la esperanza de vida de años saludables no es tan alta. Está precisamente en los 65 años, ya que a partir de esa edad se suele tener alguna discapacidad ligada al sedentarismo».

Esas discapacidades se reflejan en acciones tan cotidianas como no poder ponerse los zapatos o no poder abrir armarios, lo que reduce la independencia de las personas que lo sufren, mermando su autoestima y haciendo de ellas presas más fáciles para la depresión. «Hace falta concienciar sobre la importancia del ejercicio físico. La gente tiene metida en la cabeza que el colesterol es malo, pero aún no se tiene conciencia, en términos generales, de que la ausencia de ejercicio físico también lo es, y mucho».

150 minutos semanales

La importancia de practicar ejercicio físico es tal que si todo el mundo lo hiciera el gasto en medicamentos para un buen número de enfermedades, como la diabetes, la hipertensión e incluso la depresión, podría ser mucho más bajo del que es. Según cifras de Victoria Ley, si la práctica del ejercicio físico estuviera más extendida y si la gente practicara de media 150 minutos de deporte semanales (lo que equivale a 30 minutos cinco días a la semana), en España se podrían ahorrar entre 6.000 y 10.000 millones de euros al año. De esa cantidad, unos 2.000 millones de euros están asociados al ámbito laboral debido a la baja productividad y al absentismo por enfermedades tanto físicas como de índole anímico o mental como puede ser la depresión.

«Las personas que hacen algún tipo de ejercicio físico gastan un 20 por ciento menos de medicamentos que las que no hacen nada», apunta la especialista, quien añade que «caminar también es ejercicio»: «Todos los ejercicios físicos son buenos; cada persona ha de elegir el que pueda incorporar a su rutina, a su vida cotidiana».

Eso sí, para beneficiarnos de las bondades que el ejercicio físico tiene sobre la salud, lo ideal es que hubiera una mayor concienciación de la importancia de llevar una vida activa desde edades tempranas, una asignatura que, como denuncia Victoria Ley, sigue pendiente. «La Administración debería tener un papel más importante en la concienciación de la sociedad sobre la importancia del deporte para la salud física y mental. Sin embargo, en España se dedican todavía pocos recursos a la prevención de enfermedades y a la reducción del gasto sanitario derivado del coste de medicamentos».

PRACTICAR EJERCICIO FÍSICO GENERA ENDORFINAS, LAS DENOMINADAS “HORMONAS DE LA FELICIDAD”

Deja de fumar

El ejercicio físico mantiene el estrés y la ansiedad a raya. Ambos suelen aparecer cuando se deja la adicción al tabaco. De ahí que el deporte sea también una ayuda para dejar de fumar.

Cuando practicamos ejercicio físico generamos endorfinas y éstas luchan contra la ansiedad. El deporte, aunque sea en pequeñas dosis, es eficaz para vencer la adicción al tabaco, sostiene Victoria Ley.

La ansiedad también se ve frenada cuando la persona que deja de fumar practica deporte y ve enseguida los efectos positivos de abandonar el tabaco por la mejora casi inmediata que experimenta en su capacidad pulmonar.

PRACTICAR DEPORTE REDUCE CUATRO VECES LA INCIDENCIA DE LA DEPRESIÓN

Niños activos, adultos sanos

Pese a la importancia que el ejercicio físico tiene para nuestra salud física y mental, en España sigue habiendo mucha gente que no valora las virtudes y las bondades del deporte. ¿Cómo combatir esta falta de concienciación? Desde la edad más temprana. Cuando uno se acostumbra a hacer deporte desde pequeño, luego cuando se hace grande, si no lo tiene, lo echa de menos , explica Victoria Ley, jefa del departamento de Deporte y Salud de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte. De ahí que, a su juicio, sea esencial que en los colegios haya ejercicio físico incluido en el curriculum escolar. Sin embargo, esto a veces solo se cumple a medias, ya que en algunos centros escolares de nuestro país los niños tienen apenas dos horas para la práctica del ejercicio físico a la semana. Muy poco en comparación con la recomendación de la Organización Mundial de la Salud. Para esta institución, hasta los 16 años los niños y adolescentes deberían practicar una hora de ejercicio al día. A partir de esa edad, lo ideal es practicar algún deporte, al menos, 150 minutos a la semana.

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.