Si nos aseguramos de que la instalación eléctrica de casa está en perfectas condiciones y practicamos todas las medidas de seguridad necesarias, la electricidad no es peligrosa.


Sin embargo, no podemos bajar la guardia en ningún momento, porque los descuidos e imprudencias al manipular los diferentes aparatos eléctricos con los que convivimos pueden originar accidentes de diversa consideración, desde un simple “chispazo” o “calambrazo” hasta peligrosas electrocuciones que pueden provocar el fallecimiento por paro cardiaco.

Lo que NO hay que hacer

  • Enchufar aparatos eléctricos que previamente se hayan mojado, aunque parezca que están secos y en buenas condiciones. Pueden estar aún húmedos en el interior o haberse deteriorado.

  • Manipular cualquier aparato eléctrico nada más salir de la ducha. Podemos hacerlo solo después de habernos secado bien.

  • Utilizar cualquier electrodoméstico estando descalzos, ni siquiera aunque el suelo esté seco.

  • Tratar de desmontar, reparar o manipular un aparato eléctrico o bombilla sin haberlo desenchufado antes o sin haber desconectado la toma general de la vivienda.

  • Utilizar “ladrones” o “regletas” para enchufar muchos cables a una misma toma eléctrica. El sobrecalentamiento de las tomas puede producir incendios fortuitos. 

Lo que hay que hacer

  • Desenchufar los aparatos eléctricos que sea posible (televisor, ordenador, lavaplatos…) si normalmente no los utilizamos o si vamos a pasar varios días fuera de casa.

  • Extremar la precaución con los niños: cubrir con tapas de plástico las tomas eléctricas que no están en uso, para evitar que las manipulen o que introduzcan objetos en ellas. Y retirar todos los enchufes de su alcance.

  • Mantener cerrada y aislada la caja de fusibles de la casa. El cableado interno no debe verse.

  • Si en casa se va la luz con frecuencia, se detectan manchas negras junto a las tomas eléctricas o se oye algún zumbido, consultar a un electricista profesional.

  • Ser especialmente cuidadosos con los aparatos eléctricos en los cuartos de baño y en la cocina, por usarse agua en ellos, así como en cualquier lugar de la casa después de fregar o de regar.

En caso de electrocución...

  • Cortar la corriente general.
  • Utilizar un objeto de plástico o de madera para separar al accidentado de la fuente eléctrica. No tocarle nunca directamente.

  • Si su ropa ardiera, sofocar el fuego echándole encima mantas o prendas de lana o algodón (no acrílicas) o haciéndole rodar por el suelo. Nunca utilizar agua.

  • Llamar de inmediato al 112. Si la persona está inconsciente, practicarle primeros auxilios siguiendo las indicaciones que nos hagan por teléfono desde los servicios de urgencias.

  • Si está consciente, vigilarle hasta la llegada de los servicios de urgencia aunque no presente lesiones aparentes.

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

902 74 70 70

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.