El verano nos da la oportunidad de degustar esta fruta fresca. Aprovecha sus muchos beneficios.

Las mejores ciruelas se encuentran en su punto entre junio y agosto, aunque encontramos algunas variedades en los mercados desde finales de abril hasta septiembre. Con unas 179.000 toneladas al año, España es el noveno país del mundo en producción de ciruelas, y las comunidades autónomas donde más abunda este cultivo son Murcia, Andalucía, Extremadura y Comunidad Valenciana.

En nuestro país se dan más de doscientas variedades, que tienen características similares en función de su color:

■ Ciruelas amarillas: De sabor ácido y muy jugosas.

■ Ciruelas verdes (Claudias): De carne firme y gran dulzor.

■ Ciruelas rojas: Muy jugosas y de sabor especialmente dulce.

■ Ciruelas negras: Son las más adecuadas para cocer, por lo que resultan ideales para cocinar.

Parientes cercanas

Esta fruta pertenece a la familia de las rosáceas y al género Prunus. Aunque a simple vista no es tan evidente, está directamente emparentada con todas las frutas dulces con hueso, como el melocotón, el albaricoque y la cereza, con las que además coincide en estacionalidad.

Pero también todas estas frutas son “primas hermanas” del rosal, que da lugar no a una fruta comestible, sino a la bonita flor que todos conocemos.

Suave laxante natural

Además de por su elevada cantidad de agua, a lo que debe su gran jugosidad, la ciruela destaca por sus propiedades para combatir el estreñimiento, debido a su contenido en sustancias que estimulan de forma suave el tránsito intestinal, como la fibra y de un tipo de azúcar llamado sorbitol, entre otras. Esta fibra ayuda igualmente a proteger la mucosa del intestino, por lo que ayuda a hacer la digestión, y disminuye la absorción de las grasas y del colesterol.

Por otro lado, contribuye a reducir la velocidad de absorción de los hidratos de carbono y produce saciedad, convirtiéndose así en un alimento ideal en cualquier dieta de adelgazamiento, a lo que ayuda su bajo aporte calórico.

Las ciruelas pasas contienen más antioxidantes que las frescas, pero también más azúcar. Consúmelas con moderación

LA FRUTA DE LA PROSPERIDAD

✔ Así se la venera en la ancestral cultura japonesa, por ser el ciruelo el primer árbol frutal que florece en primavera. ✔ Es una fruta “de alta alcurnia”: la variedad Claudia se llama así en honor a la reina Claudia, primera esposa del rey Francisco I de Francia (siglo XVI).

Fuente de antioxidantes

Los colores característicos de la ciruela se los dan unos pigmentos llamados antocianos, que son apreciables sobre todo en las variedades de tonos rojos y morados. Estos antocianos son potentes antioxidantes contra los radicales libres que favorecen las enfermedades degenerativas y ciertos tipos de cáncer, y además tienen acción antiséptica, de manera que ayudan a combatir las infecciones.

Rica en minerales

El magnesio, el calcio y el yodo son minerales que abundan especialmente en la ciruela. Además, su alto contenido en potasio beneficia a las personas con retención de líquidos, ya que ayuda a la producción de orina, pero las personas con insuficiencia renal deben tener en cuenta esa alta cantidad de potasio que aporta esta fruta. En caso de cálculos renales, conviene restringir el consumo de ciruelas, porque favorece la formación de los mismos.

Para disfrutarla en su punto…

A menudo encontramos en las fruterías ciruelas aún sin terminar de madurar. Si las compramos de esta manera, lo mejor es dejarlas a temperatura ambiente. Una vez maduras, estarán en su punto durante dos o tres días, pero se pueden conservar en el frigorífico para que duren un poco más.

DELICIOSA… DE MIL MANERAS

El característico contraste entre su amarga piel y su pulpa dulce hace de la ciruela una fruta apetecible y refrescante especialmente en verano, ya sea al natural (con piel o pelada), en macedonia, en ensalada, en mermelada o compota, en repostería o en forma de sorbete o helado. Las ciruelas pasas dan mucho juego para elaborar ricas salsas agridulces o como acompañamiento: combinan a la perfección con el potente sabor de las carnes de caza y son deliciosas como relleno de redondos de ternera, cordero, pollo, pavo o cerdo.

Si tienes un ciruelo en tu jardín, sabrás que están maduras si sacudes ligeramente las ramas y cae al suelo algún fruto.

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.