Elimínalo con la técnica que mejor te vaya. Pero si tienes una cantidad mayor de lo normal, acude al dermatólogo para que te indique un tratamiento adecuado.


Tener vello en el rostro es normal, pero para muchas mujeres es un enemigo de los más indeseables. Algunas son más propensas a tener más vello facial que otras por diversos motivos:

  1. Los factores genéticos: La cantidad, color y grosor de todo el cabello que tenemos en el cuerpo están directamente relacionados con nuestras características genéticas, los de nuestra familia e incluso por el grupo étnico al que pertenecemos. Por ejemplo, según algunos estudios, las mujeres mediterráneas tienden a tener más vello en cara que las nativas de los países nórdicos.

  2. Los cambios hormonales: Son todos aquellos que la mujer experimenta en determinadas etapas de su vida, como la llegada de la pubertad o la menopausia u otros desórdenes hormonales, como el síndrome del ovario poliquístico. El exceso de hormonas masculinas (andrógenos) hace que crezca un exceso de vello en la cara.

  3. El estrés: Vivir en un continuo estado de nerviosismo provoca una mayor secreción de hormona adenocorticotropa en el cerebro, lo que incide sobre la corteza de las glándulas renales, aumentando la producción de andrógenos, responsables del desarrollo de ciertas características masculinas, como el vello facial. 

Soluciones temporales

Antes de decantarte por una u otra, ten en cuenta que la solución que escojas debe adaptarse a tu tipo de piel (más o menos sensible), a las características de tu vello y a tu presupuesto.

  • Cera depilatoria: Existen ceras específicas para la cara. La cera común no debe usarse en el rostro porque está pensada para zonas en la que la piel es más gruesa, como las piernas o las axilas. Este procedimiento es algo doloroso, pero elimina el vello de raíz y, por tanto, tardará en crecer entre tres y cuatro semanas. La cera suele irritar un poco la piel, por lo que es aconsejable aplicar sobre la zona afectada algún producto que la calme, como gel de aloe vera.

  • Pinzas: Aunque con ellas también se retira el vello desde la raíz (eso sí, de uno en uno), no es un método recomendable para la zona del labio superior, porque la piel en esta zona es sensible y pueden aparecer irritaciones. Es más útil para quitar los pelos no deseados de las cejas. El resultado dura de dos a cuatro semanas.

Métodos definitivos

  • Depilación eléctrica: Esta técnica requiere varias sesiones, aunque también dependerá del área y de la cantidad de vello que se tenga. Consiste en la aplicación, mediante una aguja, de pequeñas descargas eléctricas en la base de pelo que acaban con el folículo piloso. Puede acabar con el vello de forma definitiva y funciona bien en zonas pequeñas.

  • Depilación láser: Es eficaz a la hora de eliminar el vello facial, pero también más cara. No se recomienda a las personas de piel muy morena porque en estos casos puede provocar manchas y resulta más difícil eliminar el vello.

  • Fotodepilación: Este sistema utiliza “luz pulsada intensa”. Su principal ventaja es que permite tratar más tipos de piel y pelo; es decir, puede resultar más eficaz que el tratamiento láser si el color del pelo o de la piel no son los ideales para los láseres de depilación.

STOP al hirsutismo

El hirsutismo en la mujer es un trastorno originado por un aumento de los niveles de andrógenos, hormonas característicamente masculinas. Las mujeres que lo padecen tienen más vello de lo normal (y también más fuerte y oscuro) en zonas del rostro como el labio superior, la barbilla o el cuello, pero también del cuerpo, como la areola del pezón, el tórax, el abdomen, las nalgas o los muslos.

El síndrome del ovario poliquístico es una causa frecuente de hirsutismo. Las mujeres con este síndrome y otras afecciones hormonales que causan crecimiento de vello indeseable también pueden tener acné, periodos menstruales alterados, problemas para bajar de peso y/o diabetes.

No obstante, en la mayoría de los casos no se identifica una causa que provoque este problema. Suele ser inofensivo y tiende a ser hereditario. Existen tratamientos para combatirlo, y es importante ponerse en manos del ginecólogo o del dermatólogo, según el caso, para encontrar la solución más indicada.

Trucos para disimularlo

No lo eliminan, pero son dos trucos rápidos y cómodos de hacer menos visible el vello. ¿Con cuál te quedas?

  • El maquillaje en crema, aplicado en una capa muy ligera sobre la zona en la que está el exceso de vello, ayuda a disimularlo. Es importante que no sea maquillaje en polvo, ya que este tiene resaltará aún más el vello.

  • Las cremas decolorantes también son útiles para que el vello pase más desapercibido, pero no si tienes la piel oscura, ya que el pelo adquiere una tonalidad amarilla o blanca. Hay que tener mucha precaución con estos productos porque pueden irritar la piel y las mucosas, por lo que no de deben aplicar en zonas próximas a los ojos.

¡Fuera complejos! Hoy en día hay muchas maneras de eliminar el vello. Si es necesario, pregunta al médico y ponte en tratamiento.

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.