¡Me pesan las piernas! Remedios que alivian

Este verano va a ser especialmente caluroso, y más vale que las piernas estén bien preparadas para resistirlo. Si las tuyas tienen tendencia a la mala circulación en esta época, toma buena nota de nuestros consejos.


Pesadez, dolor, hinchazón de tobillos y rodillas, calambres, hormigueos, picor… son las señales con las que nuestras piernas nos están pidiendo a gritos que les prestemos un poco de atención, porque el calor del verano y otros factores se les están haciendo muy cuesta arriba. Sufrir de piernas cansadas es un problema sobre todo femenino –es cinco veces más frecuente en las mujeres que en los hombres– y además es hereditario en cerca del 75% de los casos. Las varices y las arañas vasculares tienen mucho que ver con estas molestias, pero también aparecen en muchos casos por problemas puntuales de mala circulación periférica, como los producidos por:

  • Las altas temperaturas y la exposición al sol: El calor elevado le sienta mal a las venas de las piernas porque produce vasodilatación, las válvulas venosas se debilitan y en estas condiciones a la sangre le cuesta mucho más retornar hasta el corazón a través de las arterias.

  • Los viajes largos: Estar muchas horas sentados en un avión, un tren o un autobús sin poder estirar bien las piernas ni ponerse de pie produce un estancamiento de la sangre en las extremidades inferiores. A los músculos también les afecta: con la inmovilidad se oxigenan peor, se sobrecargan y, por ello, duelen.

  • Ciertos trabajos sedentarios: Ya sea porque obligan a estar mucho tiempo de pie sin poder caminar mucho o sentados sin mucha movilidad, la circulación de las piernas sufre.

  • La falta de ejercicio físico: La inactividad física provoca retención líquidos y ralentización del sistema circulatorio en general.

  • Tener sobrepeso: La grasa acumulada y la celulitis dificultan la circulación de retorno.

  • Factores hormonales: La circulación sanguínea es más deficiente en los días previos a la regla, si se toman anticonceptivos y como consecuencia del embarazo, debido a los altibajos hormonales que se producen en dichos momentos.

  • Vestir prendas que comprimen las piernas: Las minimedias, los calcetines y los pantalones muy ajustados, aunque estén hechos con tejido elástico, son una barrera física que impide que la sangre circule bien.

  • El tabaco: La nicotina produce un estrechamiento de los vasos sanguíneos, y además aumenta el ritmo cardiaco y la tensión arterial.

Si te ocurre…

Consúltalo con el médico, y mejor si es con un especialista en angiología y cirugía vascular o con un flebólogo. Una adecuada información, la corrección en la medida que sea posible de factores que pueden estar influyendo así como un estudio de la circulación venosa de los miembros inferiores son las claves para el control de estos síntomas y para evitar que vayan a más.

8 Consejos para activar la circulación 

  1. ¡Piernas arriba! Siempre que puedas, mantén las piernas en alto. En la playa, mientras tomas el sol, coloca un flotador debajo de ellas. En la cama, puedes usar un cojín o almohada con el mismo fin.

  2. Poco sol. No dejes que el sol te dé mucho tiempo directamente sobre las piernas. Cúbrelas con una toalla para refrescarlas. Y aplícate crema solar generosamente.

  3. Camina y camina. Aprovecha las puestas de sol y el fresco de la noche para salir a dar un largo paseo. Tus piernas se acostarán más contentas.

  4. Ejercicios específicos. Lo mejor para aliviar la pesadez de piernas es subirlas y bajarlas (alternando una y otra), hacer movimiento de pedaleo y hacer flexión de los tobillos.

  5. Zapatos cómodos. Nada de abusar de las sandalias de taconazo, que aprietan y mantienen el pie en posición antinatural. Mejor usa calzado que te permitan andar sin dolor, con poco tacón y que no te oprima el pie.

  6. Dieta equilibrada. En verano es la estación ideal para aficionarse sobre todo a las verduras y frutas, que favorecen el retorno venoso y evitan la acumulación de líquidos.

  7. Medias de verano. Existen medias de compresión ligeras especiales para el verano que alivian mucho la pesadez. Consulta cuál es la más adecuada para ti.

  8. Date un masaje terapéutico. Te vendrá estupendamente para descongestionar y activar el retorno venoso, así como para reducir la acumulación de líquidos. Ponte solo en manos de un profesional.

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

902 74 70 70

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.