Desmaquillantes: Cutis limpio y radiante

Tanto si te maquillas a diario como si no, tu rostro necesita una limpieza a fondo al finalizar la jornada. Prepárate la loción desmaquillante más natural con estas recetas.

Es uno de los rituales básicos del cuidado del rostro e indispensable para tener un cutis liso y una tez luminosa. Al desmaquillarnos no solo limpiamos los restos de maquillaje, también estamos eliminando las células muertas de la piel y otros agentes nocivos como el polvo o la contaminación. Además, cualquier otro tratamiento posterior solo será efectivo si la piel está limpia.

Si te gustan los productos a base de ingredientes naturales que protejan tu piel, puedes recurrir a estas recetas para preparar tus propios desmaquillantes.

De manteca de cacao o karité para pieles secas

Ingredientes: 40 g de manteca de cacao o de karité, 7 cucharadas de aceite de almendras, un chorrito de agua de rosas y 8 gotas de aceite de manzanilla.

¿Cómo se prepara? Derrite a fuego lento la manteca y retírala en cuanto esté líquida. Añade el aceite de almendras y el agua de rosas y mézclalo bien. Finalmente añade el aceite de manzanilla. Puedes aplicarlo con un algodón y retirarlo con un paño húmedo. Guarda el resto en un frasco hermético y mantenlo lejos de la luz y el calor.

Propiedades: la manteca de karité y la de cacao son extraordinariamente emolientes y cicatrizantes. Su textura untuosa facilita la retirada de maquillaje y suciedad al tiempo que nutre la epidermis. El aceite de almendras, además, tiene una función no comedogénica y tratante si existe algún granito. Por su parte el aceite de manzanilla aporta un efecto calmante.

De aguacate para pieles mixtas

Ingredientes: 60 g de aguacate, 60 g de agua de rosas, 20 g de cera virgen y 2 cucharadas de aceite de oliva.

¿Cómo se prepara? Tritura el aguacate y mézclalo con el resto de los ingredientes al baño María, removiendo hasta que se forme una pasta. Aplícatela con la yema de los dedos y retírala con un pañuelo de papel húmedo. La preparación dura hasta 10 días si se guarda en la nevera.

Propiedades: el aguacate con la parafina de la cera ejerce un efecto de limpieza sin causar daños al cutis.

De aceite de almendras para pieles grasas

Ingredientes: 5 cucharadas de aceite de almendras dulces, 1 cucharada grande de harina de avena y 3 cucharadas de agua de rosas o, en su defecto, suero fisiológico.

¿Cómo se prepara? Calienta el agua de rosas hasta que esté tibia y mezcla con la harina de avena en un recipiente hasta formar una pequeña cantidad de pasta. Añade luego el aceite y bate bien hasta unirlo todo. Aplícalo por el rostro y deja actuar un minuto; luego retíralo con agua tibia. Conserva lo que te sobre en un lugar fresco y seco y vuelve a calentarlo un poco cada vez que lo uses.

Propiedades: la avena tiene una gran acción limpiadora y seborreguladora.

SOLO SI LA PIEL ESTÁ LIMPIA LOS TRATAMIENTOS RESULTARÁN EFECTIVOS

Toma nota... tutorial para principiantes 

Para desmaquillarte no debes hacer movimientos bruscos, sino circulares y suaves con el fi n de no dañar la piel. Tras aplicarte la leche o el aceite, masajea el rostro uno o dos minutos con la preparación antes de retirarla. Esta última operación debes hacerla con algodón o con un pañuelo de papel fi no. Para un acabado perfecto, pasa un disco de algodón empapado en tónico o agua de rosas con pequeños toquecitos por el rostro para cerrar los poros.

No al jabón de manos

Si te lavas la cara con un jabón clásico tu piel acabará seca e irritada. Si no tienes nada mejor a mano empapa un algodón con unas gotas de aceite de almendra y un poco de tónico.

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.