Cáncer de próstata ¿Acabará con él una inyección?

 

Un estudio de las universidades de Nottingham y Bristol así lo sugiere. Pero para que este sueño se convierta en realidad aún queda tiempo. Mientras tanto, vigilarse y realizarse controles preventivos son las mejores formas de mantenerlo lejos.


En España se registran cada año casi 26.000 nuevos casos de cáncer de próstata, según los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Eso supone unos 57 casos por cada cien mil habitantes (el 21 por ciento de los diagnósticos de cáncer en hombres), lo que lo convierte en el más frecuente en varones y la segunda causa de muerte entre los hombres tras el cáncer de pulmón.

En los últimos veinticinco años, el cáncer de próstata ha cambiado de modo significativo su forma de manifestarse. «Hoy, la mayoría de esos tumores se detectan cuando aún no han causado síntomas y se diagnostican en hombres más jóvenes que hace dos décadas», afirma el doctor Manuel Sánchez Chapado, jefe del servicio de Urología del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid). Pero pese a que el diagnóstico es más precoz que nunca, los tratamientos que se aplican siguen siendo los mismos que en la década de los ochenta del siglo pasado, sin que apenas haya variado la tasa de mortalidad por esta patología.

Sin embargo, un estudio reciente apunta que una nueva técnica podrían estar cerca de curar el cáncer de próstata.Y el método sería tan sencillo como poner una inyección. Las Universidades de Bristol y Nottingham han desarrollado un inyectable que bloquea la molécula SRPK1, imprescindible para el crecimiento de los tumores y que, según dicen, evitaría el desarrollo de los mismos.

En los ensayos con ratones han logrado hacerlo y David Bates de la Universidad de Nottingham cree que no está lejos el momento en el que se pueda apagar el cáncer de próstata con una inyección. «Nuestros resultados señalan su efectividad para tratar a los pacientes con cáncer de próstata, pero también podría servir también para otros tipos de cáncer», asegura Bates. E incluso se piensa que podría servir para acabar con la degeneración macular, que ocasiona la forma más habitual de ceguera.

Nuevos protocolos

Aunque este estudio, aún en fase inicial, arroja algo de luz sobre una enfermedad que causa, según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), 6.000 muertes al año, los expertos apuntan que antes de desarrollar nuevos fármacos lo realmente importante sería cambiar los protocolos de actuación. 

«El objetivo que nos tenemos que marcar es detectar aquellos cánceres que nacen con vocación de matar. Y hoy no tenemos herramientas con las que podamos predecir cuál va a ser el desarrollo natural de un cáncer completo», asegura Sánchez Chapado. Actualmente, el diagnóstico de cáncer se realiza sobre alteraciones morfológicas, sobre un tejido que presenta unas formas que se consideran que son cáncer. «Ese es un diagnóstico patológico, un diagnóstico de morfología. Pero ese diagnóstico no es suficiente para poder decir por qué un cáncer evoluciona y mata, y por qué otro cáncer con esa misma morfología nunca es enfermedad y, por tanto, no mata.0 Descubrir aquellos carcinomas de próstata que provocarán la muerte –asegura– ayudaría a la hora de elaborar tratamientos específicos que fueran más eficaces»

Presta atención a...

Los especialistas apuntan cuatro causas que favorecen su aparición. Estas son:

LOS FACTORES GENÉTICOS: Ciertos estudios han mostrado un gen específico del cromosoma 1 (HPC-1) aumenta la probabilidad de contraerlo.

LOS FACTORES AMBIENTALES: Se han identificado varios:

  • Una dieta rica en grasas animales.
  • La exposición al humo de los automóviles y a la contaminación atmosférica.
  • La exposición al cadmio, a ciertos fertilizantes y a sustancias químicas, sobre todo entre los trabajadores de las industrias de la goma, la pintura y la naval.

LOS FACTORES HORMONALES: La dependencia de las hormonas andrógenas (masculinas) de la mayoría de los cánceres de próstata, el hecho de que el cáncer prostático no aparece en los eunucos, de que puede ser inducido en ratas mediante la administración crónica de estrógenos y andrógenos y la frecuente asociación del cáncer prostático con áreas de atrofia prostática esclerótica son cuatro aspectos que parecen indicar que ciertos factores hormonales lo hacen aparecer.

CIERTOS AGENTES INFECCIOSOS: Los estudios epidemiológicos han sugerido que el riesgo sufrir un cáncer prostático aumenta cuanto mayor ha sido el número de compañeros sexuales a lo largo de la vida, si previamente has sufrido una enfermedad de transmisión sexual, si la frecuencia del acto sexual es alta, si has tenido contacto frecuente con prostitutas y si tu actividad sexual ha comenzado a edad temprana.

Hazte un favor: Vigila lo que comes 

Una dieta rica en verduras rojizas (tomates, zanahorias, calabaza…), ricas en vitamina A y licopenos, con pocas grasas animales y poca bollería y azúcares refinados –es decir, la dieta mediterránea de toda la vida–, ha demostrado su eficacia en los casos de cáncer de próstata.

La doctora Paula Jiménez Fonseca, oncóloga del Hospital Central de Asturias y coautora del libro Comer para vencer al cáncer, señala que los beneficios de esta dieta _en pacientes ya diagnosticados de un tumor maligno no son tan relevantes, pero una alimentación como esta, en cualquier momento de la vida, solo aporta beneficios.

Si tienes más de 45 años y notas dificultad al orinar, visita al especialista. Con un simple análisis de sangre saldrás de dudas. 

¿Cuándo debes ir al médico?

Gracias a las pruebas diagnósticas preventivas, muchos cánceres de próstata se diagnostican en su fase inicial, sin que aún haya síntomas.

El diagnóstico del cáncer de próstata se realiza detectando, con un análisis de sangre, si existen niveles elevados del antígeno prostático (PSA). Si el varón es menor de 70 años, además se le realiza una biopsia de la próstata para confirmarlo.

Si tienes 50 años o más, pide en tu revisión anual que comprueben tus niveles de PSA. Si en tu familia hay antecedentes de cáncer de próstata es conveniente que te hagas pruebas diagnósticas con anterioridad a esa edad. Los antecedentes familiares son una variable de riesgo, pero no indican en absoluto que vayas a sufrirlo.

Tratamiento y esperanza de vida

Los síntomas del cáncer de próstata tardan mucho tiempo en manifestarse, incluso años. El primero es la alteración en la función de orinar. Si notas cierta incapacidad para hacerlo, vas al baño de forma frecuente o siente dolor debes acudir al especialista. Y si a estos síntomas se suman otros como dolor óseo, hinchazón en las extremidades inferiores o sangre en la orina no pierdas el tiempo y pide que te hagan unas pruebas diagnósticas. Dependiendo del estadio en el que se encuentre el tumor, las formas de tratarlo son la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia y la hormonoterapia.

Aproximadamente un 65,5% de los pacientes que sufren un cáncer de próstata en España sobreviven a la enfermedad. Se trata de una supervivencia global, sin tener en cuenta la edad, el tipo de tumor o la fase de la enfermedad. Debido a que el cáncer de próstata evoluciona muy lentamente, y aparece en pacientes de edad avanzada, es habitual que este cáncer no afecte a la vida del paciente antes de que este muera por otras causas. Un cáncer de próstata detectado en una fase inicial no provocará la muerte de un paciente antes de doce años.

En España, la edad media al fallecimiento por cáncer de próstata en España es de 75 años.

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.