Ortopantomografía: Imagen panorámica de tu boca

Antes de realizarte ciertos tratamientos odontológicos debes realizarte esta radiografía especial que permite ver en una sola placa la cavidad oral y otras zonas anatómicas de la cara.

¿Qué es?

Una ortopantomografía es una radiografía que muestra en una única imagen de formato panorámico la totalidad de las estructuras de la boca: maxilares, mandíbula y los dientes. También se observan en ella las articulaciones temporomandibulares y los senos maxilares. Se realiza en un aparato específico denominado ortopantomógrafo.

¿Cómo se realiza?

El paciente se coloca de pie frente al ortopantomógrafo, muerde una especie de lengüeta de plástico (para separar los maxilares), agarra dos asas que salen de la máquina y coloca la barbilla en un poyete. A continuación, debe dar un pequeño paso adelante y dejar caer ligeramente el peso de su cuerpo hacia atrás, evitando moverse. En todo momento, el paciente debe mirar de frente, sin girar ni inclinar la cabeza.

El ortopantomógrafo se desplaza de manera giratoria entorno a la cabeza del paciente para tomar las imágenes con las que seguidamente compone la radiografía panorámica.

¿Para qué se utiliza?

Este tipo de radiografía es una herramienta muy útil para el diagnóstico de numerosas patologías orales y maxilofaciales, y se requiere también en la práctica de la cirugía bucal, la implantología, la ortodoncia y la periodoncia, ya que muestran estructuras y lesiones que no se aprecian a simple vista.

En concreto, se emplea de forma rutinaria para el diagnóstico precoz de alteraciones del desarrollo de las arcadas dentarias, para la detección de dientes impactados o malposiciones dentarias, para determinar la causa de la pérdida de piezas dentales, buscar focos infecciosos, localizar asimetrías en los maxilares que resulten problemáticos, detectar fracturas mandibulares y faciales o valorar lesiones como calcificaciones, quistes o tumores.

¿Qué preparación requiere?

No se necesita ninguna preparación especial. Tan solo antes de la prueba, el paciente debe quitarse los aparatos dentales que puedan influir en la toma de la radiografía, como ortodoncias o prótesis extraíbles.

También deben retirarse las gafas y los piercings de los labios o de la lengua.

¿Supone algún riesgo?

La radiación que se recibe en el momento de obtener la placa es mínima. No obstante, solo deben realizarse cuando el profesional lo considere estrictamente necesario. Se recomienda la utilización de un delantal plomado y un collarín como sistema de barrera para proteger el tiroides, las vértebras cervicales y otros órganos. Estas protecciones son especialmente necesarias en el caso de las embarazadas y los niños pequeños.

TAC dental, lo último en tecnología

Ya es posible obtener imágenes de alta resolución en tres dimensiones de los huesos maxilares y los dientes gracias a una novedosa modalidad de tomografía axial computarizada (TAC). 

Las imágenes que ofrece esta tecnología, sin superposición de estructuras ni distorsiones, a diferencia de las radiografías convencionales, son una reproducción idéntica de las estructuras anatómicas en formato tridimensional.

Por su alta precisión, el TAC dental se está empezando a utilizar a la hora de planificar muy diversas intervenciones quirúrgica odontológicas (como la colocación de implantes dentales) o de carácter maxilofacial. 

No olvides que es imprescindible ir al dentista al menos una vez al año para estar a tiempo de prevenir muchos problemas.

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.