Coronariografía: Para evitar infartos y anginas de pecho

Si te han indicado esta prueba, deja atrás los miedos. Se puede hacer con sedación, y sus ventajas superan con creces las escasas molestias que pudiera provocar.

¿Qué es?

Es una prueba diagnóstica por imagen que examina el interior de las arterias coronarias, que son los vasos sanguíneos que irrigan directamente el corazón. Permite descubrir casi con un 100% de precisión si existen obstrucciones o estrecheces significativas en las mismas, su localización exacta, el número de arterias afectadas y la severidad de las lesiones que se detecten.

La coronariografía suele completar la realización de un cateterismo cardiaco.

¿En qué consiste la prueba?

Se realiza una punción en una arteria de la pierna o el brazo y se introduce a través de ella una sonda (catéter) hasta el inicio de las arterias coronarias. Allí, el catéter vierte un líquido de contraste yodado, que se distribuye en poco tiempo a lo largo de dichas arterias.

Se realiza un estudio radiológico (con rayos X) de las arterias coronarias. 

¿En que casos se solicita?

La coronariografía está indicada cuando existe una fuerte sospecha de enfermedad coronaria, en pacientes con angina de pecho o infarto de miocardio, o bien cuando los estudios cardiológicos no invasivos han resultado anormales.

También es una prueba que ayuda a decidir el mejor tratamiento para el paciente cuando los fármacos que ha estado tomando no le han proporcionado resultados satisfactorios.

¿Qué preparativos conlleva?

  • El paciente debe estar en ayunas desde el día anterior.

  • Se rasuran las ingles y las muñecas para dejar preparada la piel de ambas zonas para una posible punción arterial (si hay dificultades en la ingle, se intenta en la muñeca; o viceversa).

  • El procedimiento se realiza con anestesia local, y en ocasiones con una ligera sedación si el paciente está nervioso.

  • Si el paciente está tomando el anticoagulante Sintrom, debe suspenderlo unos días antes para evitar un excesivo sangrado. Si toma aspirina o el anticoagulante Clopidogrel, no es necesario suspender el tratamiento

¿Qué cuidados posteriores se requieren?

Después de la coronariografía, si se ha realizado por vía femoral (en la ingle), el paciente debe estar en reposo en cama durante varias horas sin moverse.

Si se realiza punción en la arteria radial, no es preciso el reposo absoluto, pero sí se deben evitar los movimientos bruscos con la mano.

Intervenir a tiempo

Si mediante esta prueba se detectan obstrucciones que elevan de forma importante el riesgo de que se produzca, por ejemplo, un infarto de miocardio o una angina de pecho, se puede implantar un stent coronario o realizar una angioplastia coronaria como medidas preventivas que pueden ayudar a salvar muchas vidas.

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

902 74 70 70

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.