Si aún no la conoces, anímate a probarla y aprovéchate de las saludables propiedades de esta legumbre originaria de China.


Ya sea cocinada como cualquier otra legumbre, en la ensalada o como producto derivado de ella, la soja se está haciendo un hueco en nuestra alimentación, no sólo por la variedad y versatilidad culinaria de sus presentaciones, sino también por su significativo contenido en proteínas, cuyo valor biológico es mayor incluso que el de las proteínas de origen animal.

Beneficios para tu salud

1. Previene el riesgo cardiovascular: Gracias a su aporte de proteínas, lecitina e isoflavonas, la soja ayuda a reducir los niveles de colesterol total y a incrementar el colesterol bueno (HDL). Además, es antioxidante y antitrombótica, lo cual también contribuye a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

2. Ayuda contra la obesidad: Su bajo contenido en grasas e hidratos de carbono y su rica composición en proteínas de alta calidad hacen de la soja un alimento con pocas calorías, compatible con las dietas para adelgazar.

Puede mejorar las alteraciones metabólicas responsables de otras enfermedades asociadas a la obesidad, como el colesterol alto, la diabetes, el hígado graso o el síndrome metabólico.

3. Alivia las molestias de la menopausia: A los fitoestrógenos o isoflavonas de la soja se les atribuye la capacidad de disminuir los síntomas característicos de la menopausia: sofocos, sequedad vaginal, inestabilidad emocional… También se cree que ayuda a prevenir la osteoporosis, ya que algunos de sus componentes podrían estimular la formación de hueso, aunque aún tienen que continuar realizándose estudios.

4. Un escudo frente al cáncer: Algunos estudios relacionan el consumo habitual de soja con una baja incidencia de cáncer de mama, como ocurre en los países asiáticos. En varones, se han detectado efectos anticancerígenos sobre la próstata.

Sus derivados ¡Para todos los gustos!

  • Aceite de soja: Rico en ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6, lo cual lo sitúa como uno de los aceites más recomendados para la alimentación.

  • Bebida de soja: Utilizada como sustituto de la leche de vaca.

  • Postres de soja: A partir de la bebida de soja se pueden elaborar yogures, queso y otros postres.

  • Okara: es la pulpa que queda tras poner a escurrir la soja después de cocerla. con ella se pueden elaborar croquetas y galletas.

  • Miso: Producto de la fermentación de las semillas de soja en agua con sal.

  • Tofu: Batido de soja cuajado. se emplea para elaborar patés y batidos de diferentes sabores.

  • Harina de soja: se hace con habas de soja molidas y tostadas.

  • Salsa de soja: Para acompañar a distintos alimentos. Muy utilizada en la gastronomía oriental.

  • Lecitina de soja: se utiliza para el tratamiento de personas con colesterol alto.

  • Isoflavonas de soja: en comprimidos, se utiliza para el tratamiento de los síntomas de la menopausia.

  • Ingrediente en la elaboración de hamburguesas, albóndigas, zumos o helados.

¿Sustitutivo de la leche? 

Si tienes alergia a la leche o intolerancia a la lactosa, o bien si sigues una dieta vegetariana, las bebidas y postres de soja pueden ser alternativas, porque te aportarán una buena cantidad de nutrientes, pero tienen ciertas limitaciones importantes:

  • Aunque las proteínas de la soja contienen aminoácidos esenciales en las cantidades que requerimos las personas adultas, los niños menores de dos años necesitan una cantidad mayor de aminoácidos.

  • La soja no puede sustituir las propiedades de la carne, ya que nuestro organismo aprovecha mejor el hierro que contiene la carne que el que la soja nos aporta. Además, la soja carece de vitamina B12, que sí tiene la carne. Esta vitamina es indispensable para la formación y maduración de los glóbulos rojos.

Por todo ello, la soja, los postres, bebidas de soja y cualquier otro producto derivado pueden ser consumidos como complemento, pero no como sustitutos de la carne y los lácteos.

Soja y brotes de soja, ¿son lo mismo?

Aunque la soja es una legumbre, los brotes o germinados de soja, debido al proceso de germinación adquieren una composición nutritiva similar a las hortalizas y a las verduras frescas, y por ello se clasifican dentro de este grupo de alimentos.

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

902 74 70 70

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.