Urografía intravenosa: Un vistazo a tu aparato urinario

Algunos trastornos urinarios solo se pueden determinar gracias a esta prueba, que proporciona de modo inmediato imágenes detalladas de la forma y función de los riñones, así como de los uréteres y de la vejiga.

¿Qué es?

La urografía intravenosa es una técnica radiológica especial para visualizar los riñones y los conductos de excreción de la orina. Para ello se inyecta en la sangre un líquido (contraste radiológico) que se concentra rápidamente en los riñones y, al ser eliminado por la orina, permite obtener imágenes del aparato urinario. 

Esta prueba proporciona información precisa sobre el funcionamiento renal y es muy útil para diagnosticar diversas alteraciones que pueden afectar al sistema urinario, como malformaciones, tumores, inflamaciones, obstrucciones o roturas por traumatismos.

¿Qué preparación requiere?

  • Una vez recibida la información sobre los riesgos y beneficios, el paciente debe firmar un documento llamado consentimiento informado.

  • Para lograr unas imágenes de calidad es preciso que el intestino se encuentre lo más limpio posible, libre de heces y de gas. Por ello, se suele recomendar beber abundantes líquidos y seguir una una dieta pobre en residuos los días previos. Hay que guardar ayuno desde unas horas antes a la práctica de la prueba.

  • También será necesario ponerse un enema de limpieza la noche anterior o tomar un fármaco evacuante para estimular la deposición

¿En qué consiste?

Para obtener las imágenes se utiliza un aparato de rayos X. Estas radiaciones atraviesan el organismo y quedan reflejados en una placa fotográfica. Al introducir un líquido de contraste radio-opaco que se elimina por los riñones y aumenta la densidad de este órgano y de sus vías de excreción, pudiendo visualizarse de forma secuencial en unas placas el paso progresivo del contraste. La exploración es controlada por un radiólogo.

¿Qué riesgos puede conllevar?

  • Algunas personas presentan alergia al contraste yodado, lo que les puede producir una reacción normalmente leve (calor o rubor, náuseas o vómitos). Raras veces ocurre por esta causa un shock anafiláctico. Afortunadamente, en la actualidad la evolución de los contrastes ha llevado a que estos sean más seguros y produzcan menos reacciones alérgicas. No obstante, tener alergia conocida a los contrastes yodados debe ser siempre comunicado con antelación.

  • La conveniencia de realizar esta prueba se valor de manera especial en el caso de personas con insuficiencia cardiaca, asma o deshidratación.

  • No se recomienda su realización durante el embarazo, ya que supondría la irradiación directa del feto.

¿Existen otras pruebas similares?

La urología intravenosa es una prueba habitual para la evaluación del aparato urinario, aunque, dependiendo del caso y de las condiciones del paciente, también se emplean otras pruebas de imagen, como la tomografía axial computarizada (TAC) y la resonancia magnética, que permiten examinar con mucho detalle el funcionamiento de los riñones, los uréteres y la vejiga urinaria.

Paso a paso

  1. El paciente se tumba en una camilla y lo primero que se hace es realizarle una radiografía simple del abdomen para comprobar que no hay ningún impedimento para realizar la urografía.

  2. Se le inyecta el líquido de contraste en una vena, generalmente en el brazo.

  3. Un minutos después ya es posible observar la forma y tamaño de los riñones. A continuación, el contraste pone de manifiesto las estructuras colectoras de la orina (la pelvis renal y los uréteres, que son los conductos que unen el riñón con la vejiga urinaria). Pasados entre 15 y 30 minutos comienza a contrastarse la vejiga urinaria.

  4. En ciertas situaciones, como cuando existe un retardo en la eliminación, hay que realizar placas unos minutos más tarde o en una postura diferente. Puede ser útil la obtención de placas mientras se produce  la micción para identificar trastornos como una hiperplasia de próstata, estrechez uretral o la presencia de divertículos o tumores en la uretra.

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

902 74 70 70

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.