Aunque apenas nos demos cuenta, pasamos durmiendo casi un tercio de nuestro tiempo. El descanso es parte fundamental de nuestras vidas, y sin él nos sentimos agotados, rendimos menos en nuestro día a día e incluso perdemos el buen humor. Por ello es tan importante la forma en que dormimos.

Pero ¿acaso es tan difícil conciliar pronto el sueño y descansar correctamente? Sólo uno de cada cuatro españoles duerme bien, pero pasar buena noche no es tan difícil. Aunque depende de varios factores, la postura que tengamos a la hora de dormir es fundamental. 

Posturas clave

La mejor postura para dormir es boca arriba. Lo ideal es que, aunque estemos tumbados, mantengamos una postura similar a la que tendríamos estando de pie: espalda y cuello rectos, pero relajados. La columna estará bien apoyada sobre el colchón y las rodillas flexionadas para que la espalda no se arquee.

Si es necesario, pondremos una almohada o cojín bajo las rodillas para ayudarnos. Es importante apoyar la cabeza en una almohada de altura media que nos ayude a mantener el cuello recto y nos evite problemas de cervicales.

Si nos cuesta dormir de esta forma, otra opción sana es intentar mantener una postura lateral o posición “fetal”, llamada así porque es similar a la que toma el bebé en el vientre de la madre. Flexionaremos las caderas y las piernas, y siempre mantendremos el cuello en línea con la espalda. Esta postura es ideal para bebés, embarazadas (que se sentirán más cómodas con un cojín entre las piernas) y para aquellas personas que padecen dolor lumbar.

Dormir boca abajo, puede provocar dolor de cervicales, mala respiración y ronquidos. Lo mejor es mantener una posición lateral.

Dormimos unas 8 horas al día, 56 horas a la semana, 224 al mes y 2.688 horas al año. En total... ¡pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo!

Para dormir bien...

  • Utiliza un colchón y una almohada de dureza media, ni demasiado duros ni blandos en exceso. El colchón debe ser firme, pero cómodo. Lo airearemos con frecuencia y lo cambiaremos aproximadamente cada diez años.

  • Haz algo de ejercicio ligero, evita las siestas largas y las cenas pesadas. Intenta no tomar demasiado café o té. Deja el tabaco y pierde los kilos que te sobran.

  • Debemos habituar el cuerpo al sueño. Seguir rutinas es fundamental: ducharnos, ponernos el pijama, lavarnos los dientes… Así nos iremos relajando.

  • A la hora de dormir, es bueno preparar la habitación: adecuaremos la temperatura (no más de 22º C), eliminaremos las luces o ruidos fuertes, y evitaremos olores penetrantes.

  • En caso de no conciliar el sueño, lo mejor es levantarse un rato de la cama y realizar alguna tarea sencilla y tranquila, sin obsesionarse con el reloj. El sueño nos irá llamando.

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

902 74 70 70

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.