Los españoles no hacemos todo lo posible por tener “contenta” a nuestra salud. Y es que el abandono de la dieta mediterránea y la tendencia a hábitos poco saludables están propiciando que esta sea una sociedad de obesos, fumadores y sedentarios.


Esto es lo que se desprende del mayor estudio de nutrición y riesgo cardiovascular realizado en España, el estudio ENRICA. Conocer las principales conclusiones de este trabajo nos ayudará a reeducar nuestras costumbres diarias, tan poco beneficiosas para la salud en general.

Siempre hemos presumido de nuestra dieta mediterránea como base para una buena salud y protección cardiovascular. Sin embargo, el Estudio de Nutrición y Riesgo Cardiovascular en España (ENRICA) acaba de echar por tierras estas creencias y delata que el 62 por ciento de la población tiene sobrepeso, el 28 por ciento fuma y la mitad tiene colesterol elevado, además de declararse sedentario.

Con este estilo de vida no es difícil entender que la principal causa de mortalidad en nuestro país sean las enfermedades cardiovasculares, responsables de más de 125.000 muertes y más de cinco millones de estancias hospitalarias al año.

El análisis del estudio ENRICA permite un conocimiento epidemiológico fiable de los principales factores de riesgo cardiovascular en la población adulta española y, además, servirá a los expertos para desarrollar programas preventivos que ayuden a un mejor control de las enfermedades cardiovasculares.

ENRICA, una ayuda para el control y prevención

El estudio ENRICA, patrocinado por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad y por el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña, nos acaba de proporcionar una información única sobre la alimentación, la obesidad, la hipertensión arterial y el colesterol en España, ya que no sólo se encuestaron a casi doce mil adultos en sus propios domicilios, sino que también se obtuvieron muestras biológicas (sangre y orina), se midió la presión arterial y se recogió la historia dietética y las conductas alimentarias. Los resultados son muy significativos, teniendo en cuenta que sólo unos pocos países cuentan con un estudio similar (Estados Unidos, Inglaterra y países nórdicos).

Seguimos fumando demasiado...

Una de las principales conclusiones del estudio es que el tabaquismo sigue siendo muy elevado en España: el 28 por ciento de la población fuma y, además, la mayoría lo hace a diario. ¿Y por sexos? El consumo de tabaco es algo más frecuente en hombres (31%) que en mujeres (25%), y en las personas más jóvenes o de mediana edad. Eso sí, podemos decir que uno de cada cuatro fumadores ha conseguido decir adiós al tabaco (el 25% de la población es ex fumadora).

...y moviéndonos poco

La población española es muy sedentaria: lo cierto es que no solemos aprovechar el tiempo libre para hacer ejercicio. Sólo el 14% de los españoles puede considerarse activo. Además, a uno de cada dos ciudadanos se les aconseja realizar actividad física en su tiempo libre (al menos 150 minutos

semanales de actividad de intensidad moderada o 60 minutos semanales de actividad vigorosa), pero sólo el 30 por ciento sigue el consejo. En cambio, el tiempo medio semanal dedicado a ver la televisión es de catorce horas, nos pasamos sentados ante el ordenador una media de siete horas y dedicamos otras ocho horas a diferentes actividades sedentarias.

Dieta mediterránea con demasiada carne

Los españoles consumimos una “dieta mediterránea evolucionada”, es decir, excesivamente rica en carne y otros productos con mucha grasa de origen animal. Sin embargo, se ha reducido la toma de hidratos de carbono (42 por ciento), cuando la ingesta recomendada está entre el 50 y el 55 por ciento. La de fibra se sitúa en 23 gramos por día, cuando lo recomendado es que se superen los 25 gramos diarios.

La calidad de la dieta es mayor en las mujeres que en los hombres y en las personas de mayor edad. Sólo un pequeño porcentaje de la población alcanza los consumos recomendados de verduras y hortalizas, frutas, leche y derivados. Eso sí, algunos intentan poner remedio: el 12% de la población cambió su dieta en el último año, ¿el motivo principal? Adelgazar.

La báscula ¡a reventar!

Un dato que nos invita a todos a la reflexión es, sin duda, el que se refiere al exceso de peso, un problema de salud muy frecuente en España.

El 62% de la población tiene exceso de peso: en concreto, el 39% tiene sobrepeso y el 23%, obesidad. La frecuencia de obesidad es mayor en hombres que en mujeres (excepto en las de 65 años y más), y aumenta con la edad.

Un trío peligroso

  1. Colesterol. Uno de cada dos adultos tiene alto el colesterol y la mitad de ellos no lo sabe. De quienes lo saben, sólo el 42% están tratados. Sin embargo, de los pacientes que reciben tratamiento, casi la mitad (47%) está sin controlar.

  2. Hipertensión. El 33% de la población española es hipertensa, pero el problema se agudiza sabiendo que poco más del 20% de los afectados están bien controlados.

  3. Diabetes. Según se desprende de los datos del estudio ENRICA, el 7% de los españoles son diabéticos. En este caso, podemos decir que el 80% de los diabéticos sabe que lo es, y el 69% de los tratados están controlados; es decir, menos de la mitad (47%) de todos los diabéticos. La frecuencia de diabetes es mayor en los hombres en todas las edades.

Saber detectar un ictus

Este estudio también demuestra el escaso conocimiento que tenemos sobre los síntomas del infarto de miocardio o del ictus. El 60 por ciento no sabe que sentirse débil, con sudor frío o náuseas puede ser síntomas de ataque al corazón. O que un ictus puede manifestarse con un dolor de cabeza fuerte y repentino, con pérdida repentina de visión. Eso sí, optimismo no nos falta, pues pese a todo, el 79% de los españoles consideran que su salud es “óptima”.

Las enfermedades cardiovasculares son una de las primeras causas de hospitalización y muerte en nuestro país.

Corazón sano ¡Está en tu mano!

  • Alimentación equilibrada y saludable. Consume menos grasas, menos azúcar y aumenta la ingesta de fibra y vitaminas.

  • Ejercicio físico. Dedica parte de tu tiempo libre al ejercicio. Con 30 minutos diarios será suficiente.

  • ¡Apaga el cigarro! Este es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular. Abandonar el tabaco supone enormes beneficios para la salud en general.

  • Baja de peso. Si consigues quitarte algunos kilos y llegar a un peso adecuado, reducirás tus niveles de colesterol, glucosa en sangre e hipertensión. ¡Tu corazón te lo agradecerá!

Niños: de tal palo...

El sobrepeso y la obesidad infantil en nuestro país se han estabilizado en los últimos diez años, pero afecta ya al 45% de los niños y niñas de entre 6 y 9 años. Así se desprende de las conclusiones del estudio de prevalencia de obesidad infantil «Aladino» (Alimentación, Actividad Física, Desarrollo infantil y Obesidad), desarrollado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, presentado recientemente.

  • Niños vs. niñas. Uno de cada cinco niños de 6 a 9 años (19,1%) son obesos y uno de cada cuatro (26,1%) tienen sobrepeso, aunque el porcentaje de niñas obesas es un 6% inferior al de los niños.

  • Nivel económico. Vivir en un entorno familiar desfavorecido, con bajo nivel educativo de los padres unido a una renta inferior a 1.500 euros —tan frecuente en la situación actual— aumenta en doce puntos porcentuales la probabilidad de que los pequeños sean obesos frente a aquellos que viven en hogares con 2.500 euros mensuales o más.

La población española es muy sedentaria en su tiempo libre. Cada semana pasamos sentados ante el ordenador una media de 7 horas, y dedicamos unas 14 horas a ver la televisión.

 

 

Artículos relacionados

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.