Noticias de salud

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+

El abuso de los dispositivos digitales incrementa las alteraciones visuales

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León (COOCYL) ha recordado que el abuso de ispositivos electrónicos, como tabletas, teléfonos móviles o e-books, en especial en edades tempranas, "puede incrementar las alteraciones visuales".

Según un informe del Instituto Nacional de Salud y Seguridad Laboral de los Estados Unidos, al que hacen referencia los Ópticos-Optometristas de Castilla y León, el 90 por ciento de las personas que pasan más de tres horas al día utilizando dispositivos electrónicos desarrollarán el síndrome de fatiga visual.

Un daño que es aún mayor entre los más jóvenes, hasta el punto que en 2020, "más del 30 por ciento de niños y adolescentes serán miopes debido al abuso de estas tecnologías", ha subrayado el colegio profesional.

A este respecto, la secretaria general de COOCYL, Ana Belén Cisneros, ha apuntado que las pantallas de las tabletas y teléfonos móviles emiten luz azul y "un exceso de la misma antes de dormir es perjudicial".

De hecho, según algunos estudios apuntado por el Colegio, "se ha demostrado que influye en el sueño de los más pequeños porque puede provocar insomnio si a la hora de dormir leen con una tableta".

"Es importante que los padres supervisen el tiempo que un niño pasa en un ordenador o con una tableta para asegurarse que realiza los descansos oportunos", ha subrayado Cisneros en la información facilitada a Europa Press.

MEDIDAS

Un aspecto que hay que tener en cuenta es que los niños no tienen el mismo tamaño que los adultos y necesitan que se adapten los lugares donde se usa el ordenador para mantener un correcto ángulo de visión de la pantalla, ha apuntado.

"Si un niño tiene dificultades para alcanzar el teclado o colocar los pies cómodamente en el suelo, pueden experimentar dolores de cuello, hombros o de espalda", ha reconocido la secretaria general de COOCYL.

Asimismo, Ana Belén Cisneros ha asegurado que es "muy importante" racionar el uso de móviles y tabletas a los niños. "Debería de estar regulado y reducido hasta los 12 años y a partir de esa edad, poner unos tiempos máximos de uso y distribuirlo a lo largo del día, haciéndolo coincidir con los mejores horarios", ha insistido.

Por su parte, el delegado de COOCYL en Salamanca, Carlos Luengo, ha remarcado que "los ojos de los niños menores de tres años son especialmente vulnerables, por lo que se desaconseja que utilicen dispositivos electrónicos".

USO MODERADO

No obstante, Luengo ha enumerado "algunas ventajas de un uso moderado", como por ejemplo mejorar la reacción y los seguimientos oculares, o estimular el aprendizaje del niño, además de ser "herramientas útiles en la búsqueda de información o la realización de tareas escolares, sobre todo en adolescentes y preadolescentes".

Por estos motivos, el delegado salmantino Carlos Luengo ha insistido, en la comunicación del COOCYL, en que no se trata de prohibir su uso, "sino de utilizarlos de manera responsable".

Enlaces Relacionados

  1. El abuso del alcohol aumenta el riesgo de infarto
  2. El uso de los aparatos electrónicos (07/10/2016)
  3. El abuso de antibióticos puede duplicar el riesgo de cáncer de mama
  4. Los hombres con TDAH sufren más trastornos por abuso de sustancias
  5. Las TIC en la adolescencia: del uso al abuso
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate