Desmayos

imprimir
 
La pérdida momentánea de la conciencia se produce al dejar de mandar impulsos motores y sensitivos las células del cerebro a nuestros músculos y órganos de los sentidos.

 

¿Cómo actuar ante una persona que se ha desplomado?

Para empezar:

La pérdida momentánea de la conciencia se produce al dejar de mandar impulsos motores y sensitivos las células del cerebro a nuestros músculos y órganos de los sentidos. La causa más común es la Lipotimia (bajada brusca y momentánea de la tensión sanguínea) o que suframos una Hipoglucemia (disminución del nivel de azúcar en sangre: el alimento de las células nerviosas o Neuronas), y puede no tener importancia o hasta llegar a comprometer la vida de la víctima.

“Ha perdido la conciencia”:… ¿qué queremos decir?... ¿qué hay que hacer?: 

  • Cuando en un momento dado una persona se queda “como dormida” y no se comunica con nosotros por una razón distinta a estar en un periodo de sueño. Ahí pierde su “tono muscular” ha caído al suelo, tiene los ojos cerrados, se queda con los músculos relajados, la víctima se puede golpear al caer y no manifiesta dolor e incluso puede tener relajación de los esfínteres. Si esto sucede, recordar que la forma correcta de actuar es la sugerida por la palabra PAS:

P-A-S = Prevenir → Avisar → Socorrer

  • Si nos encontramos con una persona que “nos parece” que ha perdido el conocimiento o la conciencia, lo primero que se hará (después de estar seguros que auxiliándola no nos va a pasar nada a nosotros) será CONFIRMARLO: ¿Cómo?... Si está inconsciente no habla, no oye, no contesta a nuestras preguntas… Está “sin sentido”, por lo que es coherente llamarle (“oiga: ¿se encuentra bien?”), incluso tocarle o estimularle suavemente para ver su respuesta.
     
  • Si al hablar y al estimular a la víctima no se produce reacción, cobra fuerza la posibilidad de que está inconsciente. Esto se valora al principio de nuestro acercamiento a la víctima. Es evidente que si no ha perdido la conciencia la situación siempre es menos grave que cuando está totalmente “desconectado”.
     
  • A continuación lo más importante es confirmar que ESTA RESPIRANDO o no. Ello nos obliga a actuar de forma contundente en un caso u otro.
     
  • Si la víctima ha caído boca arriba puede llevar a que la relajación afecte a los músculos de la lengua y esta caiga hacia atrás y ocluya la garganta, dificultando el paso del aire a la tráquea y siendo causa de asfixia del sujeto en algunos casos.
     
  • Y puede suceder que tenga una regurgitación del contenido del estómago o un vómito, que en esa posición puede derivar el contenido estomacal hacia la tráquea ocluyéndola igualmente y asfixiando al sujeto, por lo que es indispensable en una persona inconsciente que la coloquemos en la llamada “posición lateral de seguridad”, con la cabeza ladeada sobre el brazo y con la lengua en posición neutra para que respire con normalidad. 

     

La Posición Lateral de Seguridad

Si una persona pierde la conciencia o se desmaya, no la puedo dejar en el suelo estar de cualquier manera porque se puede asfixiar sobre todo por su propia lengua que puede obstruir la entrada de aire. Hay que colocarle de tal forma que pueda respirar y en el caso de sobrevenir un vómito, que no ocluya las vías respiratorias. ¿Como se consigue esa posición? Vamos a intentar detallarlo exactamente: 

  • Partiendo de la posición boca-arriba o decúbito supino, el auxiliador se coloca de rodillas al lado de la persona inconsciente a la altura de su tronco, luego le libera el brazo más próximo hacia la cabeza de la víctima. La mano contraria o más alejada del auxiliador se pasa por delante de la cara de la víctima y la pierna alejada se dobla en ángulo recto por la rodilla.
     
  • Entonces sujetando el codo libre y la rodilla en ángulo se gira el cuerpo de la víctima inconsciente hacia nosotros para que la cara quede sujeta por el brazo y con la pierna quede el cuerpo anclado sin moverse en posición lateral.
     
  • Mientras el inconsciente respire normalmente y no llegue el Servicio de Emergencia, esta puede ser la posición más apropiada para tener controlada a una persona que se ha desmayado.
     
  • Si la causa del desmayo es una bajada de tensión arterial (lipotimia), puede ser razonable colocar las piernas más altas que la cabeza. No se debe dar en este caso ninguna medicina ni líquido por boca (peligro de atragantamiento) y se debe aflojar los vestidos para que la sangre fluya bien. Recordar que el mejor manejo de la urgencia lo hace el Servicio de Emergencias (112).
     
  • En el caso de una posible hipoglucemia o bajada de azúcar en sangre (muchas veces en diabéticos conocidos que se inyectan insulina) puede ser útil colocar una cucharada de azúcar debajo de la lengua. No es conveniente darle caramelos sólidos ni bebidas sin recuperar la conciencia (peligro de atragantamiento). Como puede perder calor a la intemperie proteger del frío arropándolo. Siempre que un enfermo está inconsciente y respirando bien, se debe esperar la llegada del Servicio de Emergencia Médica con el paciente colocado en Posición Lateral de Seguridad.

 


- Textos elaborados por los Médicos del Club Gente Saludable -
La información contenida en este texto es meramente informativa, ante cualquier duda, consulte con su médico de cabecera.

 

imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate