Tumores de Pulmón

imprimir
 
 

TUMORES BENIGNOS DE PULMÓN

Entre ellos se encuentra el adenoma y el hamartoma. El diagnóstico se realiza mediante métodos radiológicos y biopsia. El tratamiento quirúrgico es curativo.

TUMORES MALIGNOS DE PULMÓN

El cáncer de pulmón produce signos y síntomas debidos al crecimiento local, a la invasión u obstrucción de las estructuras adyacentes, al crecimiento en los ganglios linfáticos y a las metástasis tras la diseminación por la sangre. Síntomas y signos secundarios al crecimiento central o endobronquial del tumor comprenden tos, hemoptisis (expulsión de sangre con la tos), sibilancias ("pitos"), disnea (dificultad respiratoria), y neumonitis (fiebre y tos productiva) por obstrucción. Los síntomas y signos secundarios al crecimiento periférico del tumor comprenden dolor por afectación pleural o de la pared costal, tos, o disnea. Como consecuencia de la afectación general producida por el tumor puede producirse cansancio, pérdida de apetito y pérdida de peso. El principal factor de riesgo conocido para la aparición de este tipo de tumores es el consumo de tabaco.

Tratamiento

El tratamiento depende del tipo de tumor y de su extensión. En general existen tres opciones: la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. Estas opciones se pueden aplicar por separado o en combinación, en función de cada caso. Cuando el tumor está muy avanzado y por desgracia no se espera curación, el tratamiento debe centrarse en el alivio de los síntomas (tratamiento paliativo).

 


La información contenida en este texto es meramente informativa, ante cualquier duda, consulte con su médico de cabecera.

 

imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate