Extremidades

imprimir
 
El sistema musculoesquelético, está formado como su nombre indica, por los huesos, las articulaciones y los músculos. Esta estructura, cuyos componentes están intimamente relacionados, es la que nos permite el movimento, es objeto de frecuentes lesiones y la primera causa de discapacidad y dolor crónico.

 

La naturaleza de las lesiones es muy variada en cuanto a origen y grado de gravedad. 

 

 

 HUESOS

Los huesos está formados por fibras de colágeno y material interfibrilar en las que se depositan los minerales que formaran parte del mismo, principalmente calcio. Están sometidos a cambios constantes de formación y destrucción a lo largo de las etapas de la vida, siendo la menopausia, en el caso de las mujeres, un periodo crítico debido a la desmineralización ósea que se produce, tras los cambios hormonales.

Algunas patologías óseas tienen componentes genéticos, aunque en la mayoría de ellas, podemos intervenir adquiriendo hábitos de vida que garanticen una buena salud de nuestros huesos, evitando así posibles fracturas o deformaciones.

A continuación te proporcionamos una relación de las enfermedades óseas más frecuentes, causas, tratamiento y sobre todo prevención.
 

 ARTICULACIONES

Las articulaciones son el punto de unión entre huesos confrontados que permiten el movimiento de los mismos, aunque algunas son fijas o semimóviles. Cada articulación está formada por lo extremos de los huesos, que a su vez están cubiertos por cartílagos, que los protegen del roce constante, una cápsula interior que contiene líquido sinovial y una zona externa compuesta por tejido conjuntivo y ligamentos.

Un fallo en cualquiera de los componentes de este complejo engranaje, puede derivar en serias dolencias, que con el tiempo desembocan en una falta de movilidad y deformación de la zona afectada. 


 MÚSCULOS

Los músculos están formados en un 80 % por tejido conjuntivo y el 20% restante por células musculares que están concebidas para contraerse facilitando así el movimiento.

Esta estructura se une al hueso por medio de los tendones. La mayoría de los músculos son voluntarios (encargado del movimiento del esqueleto) y se denominan estriados, es decir nosotros los controlamos y otros, como el músculo cardiaco, producen movimiento de forma automática.

Todo el conjunto de músculos, además de formar el sistema locomotor, encargado del desplazamiento y el ejercicio físico, pueden producir calor.

Todo este complejo anatómico, es fundamental para el desarrollo de las actividades cotidianas e incluso para las funciones vitales.

 

imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate